‘El sello de Amberes’, mirada a producción editorial flamenca

Foto cortesía

La Biblioteca Luis Ángel Arango, la Biblioteca Nacional de Colombia y la Embajada de Bélgica en Colombia, con el apoyo del museo Plantin-Moretus de la ciudad de Amberes, inaugurará El sello de Amberes. Libros flamencos en Santafé, siglos XVI y XVII, una exposición que reúne varios ejemplares de la época en latín, español, francés, neerlandés, griego y hebreo.

La muestra, que estará abierta desde este miércoles e irá hasta el 7 de junio, da cuenta de la calidad y belleza de las publicaciones realizadas en ese epicentro de la producción editorial a partir de las colecciones bibliográficas de las dos bibliotecas y de otros materiales provenientes de colecciones privadas que reflejan la amplia producción flamenca de esos años.

El proyecto se podrá visitar presencialmente en la Biblioteca Luis Ángel Arango y en la Biblioteca Nacional de Colombia; y de forma virtual en las páginas web www.banrepcultural.org y www.bibliotecanacional.gov.co. Consulte la programación en las redes sociales de las dos instituciones.

La exposición El Sello de Amberes. Libros flamencos en Santafé, siglos XVI y XVII reúne una selección de libros impresos en los Países Bajos meridionales, que hacen parte de las colecciones de la Biblioteca Nacional de Colombia y la Biblioteca Luis Ángel Arango, a los que se suman algunas publicaciones de colecciones privadas.

Entre los materiales exhibidos se podrán apreciar publicaciones como la Biblia Sacra, editada por Cristóbal Plantino en 1583, el manual de catecismo Itinerario para parochos de indios, del obispo de Quito Alonso de la Peña, El Atlas del orbe de la tierra, edición de 1602, primer atlas moderno, de Abraham Ortelius y la magnífica obra Vida y hechos del ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha, en una edición de 1673 con múltiples ilustraciones, labor de los hermanos Verdussen. Estas publicaciones hacen parte de las 64 piezas exhibidas que reflejan la riqueza y diversidad de los libros flamencos que llegaron a la Nueva Granada.

En los siglos XVI y XVII los Países Bajos meridionales fueron importantes centros culturales y económicos de Europa y su producción tipográfica da cuenta de ello. Allí floreció y se desarrolló una industria editorial sin precedentes, vehículo por excelencia para la transmisión del conocimiento de la época.

La ciudad de Amberes fue uno de los focos creativos y editoriales más destacados. Era allí en donde los libreros y autores españoles surtían sus tiendas y hacían publicar sus obras en momentos en que se consolidaba el régimen colonial en América. Por ello, durante más de dos siglos, ingresaron al Nuevo Reino de Granada una buena cantidad de libros impresos en los talleres flamencos.

Estas publicaciones son notables por las materias sobre las que versan, los idiomas en los que fueron escritos, la belleza de los grabados e ilustraciones, los complejos diseños y los ornamentos visuales como frontispicios, efigies y orlas muchos de ellos realizados por dibujantes como Pedro Pablo Rubens, Erasmus Quellinus ii y Theodore Vanlonius, y por grabadores como Gaspar Bouttats, Cornelius Gallé, Jan Collaert ii y Jacob Neefs. Ejemplo de esta producción podrá apreciarse en la exposición compartida de la Luis Ángel y la Biblioteca Nacional.

Agrupada en seis ejes temáticos: Dios y el hombre; El Siglo de Oro español y las guerras de Flandes; Cigüeñas y leones: impresores, tipografía y grabados; Redescubriendo el conocimiento antiguo; De geografía y cartografía / De matemáticas, botánica y cartografía; y América en los libros de Amberes, esta exposición es, además, una oportunidad para conocer el trabajo de conservación que se realiza en ambas entidades y la importancia de mantener estos materiales para la consulta de investigadores y el disfrute de las personas.