Polémica por veto de ingreso a maduristas

Foto archivo El Nuevo Siglo

En las últimas horas creció la polémica por la decisión del Gobierno colombiano de prohibir el ingreso al país de funcionarios y colaboradores del gobierno de Nicolás Maduro, para lo cual Migración Colombia emitió un listado con más de 300 nombres. Esta determinación hace parte de las acciones políticas y económicas que adoptó el Grupo de Lima, integrado por 14 naciones del continente, contra el régimen que impera en la vecina nación.

El día de ayer el cantante venezolano de música tropical Omar Enrique manifestó su malestar porque dijo que se enteró por la prensa de esta medida, que aseguró lo perjudica porque es un músico que necesita de su trabajo para vivir.

“Me duele mucho porque independientemente de la política, de la cual nunca hablo en Colombia porque no voy allá a hacer política. Realmente tengo una amistad con el Presidente pero no soy funcionario, nunca he ejercido ningún cargo de poder, nunca he tenido ningún tipo de decisiones políticas en mi país. Y ultimadamente apoyo y soy amigo de quien quiera, ese es mi problema”, dijo el artista en Blu Radio.

Agregó que “tampoco puedo estar peleando porque aquí en Venezuela hay una dictadura, qué más dictadura que no dejar pasar un artista a un país por ser amigo de un Presidente”.

Omar Enrique tenía entre sus planes presentarse en el próximo Carnaval de Barranquilla.

El jueves, Maduro se manifestó en contra del presidente Iván Duque por estas medidas. “El príncipe del merengue fue víctima de persecución por el Gobierno de Colombia (…) Es venezolano. Primera vez en la historia que un artista es censurado y le prohíben la entrada a Colombia solo por su amistad política con el presidente Nicolás Maduro. Es una persecución parecida a la de los nazis”, dijo.

Añadió Maduro que “Duque, estás a la altura de Pinochet (…) de Hitler, de Mussolini. Métete conmigo, cobarde, no te metas con los artistas venezolanos. Déjalos tranquilos, que puedan llevar el canto de libertad a Colombia”.

Ese mismo día el director general de Migración Colombia, Christian Krüger, anunció la cancelación de más de 300 Tarjetas de Movilidad Fronteriza (TMF) que estarían en poder de alcaldes, gobernadores, diputados, concejales y familiares de miembros oficialistas, que apoyan la dictadura de Maduro.

“Hemos decidido cancelar las Tarjetas de Movilidad Fronteriza de un grupo de más de 300 personas partidarias de la dictadura de Nicolás Maduro. Las medidas de flexibilización del Gobierno nacional se han creado pensando en ayudar al pueblo venezolano y no tiene sentido que mientras estos migran por hambre y necesidad, los adeptos a la dictadura disfruten de estos beneficios y entren a nuestro país, usando esta tarjeta, para hacer mercado, entre otras cosas”, explicó el funcionario.

La lista la encabezan familiares de personajes como el exgobernador del Táchira, Vielma Mora, quien en 2015 se encargó de expulsar, violando los derechos humanos y todos los protocolos internacionales, a más de 22.000 colombianos.

Krüger indicó que “esta es una decisión discrecional y soberana. No vamos a permitir que personas que le han hecho tanto daño a nuestros hermanos venezolanos se paseen por nuestro país sin importarles las consecuencias de sus actos”.