Recursos naturales, valor de soberanía nacional

Foto cortesía Ejército Nacional
Expertos dicen que es la decisión de política pública más acertada en los últimos años

____________

Que Colombia sea el segundo país más megadiverso del mundo, con 62 millones de bosques tropicales, el 25% de todas las especies endémicas del planeta, dos mares, 37 complejos de páramos, una de cada cinco especies de reptiles conocidos en el mundo, la mayor cantidad de aves, el río más caudaloso y los nada despreciables 476.000 Km2 de selva amazónica, entre otras riquezas naturales, realmente no es nuevo.

Lo que sí es innovador es que, por primera vez en la historia el Gobierno nacional haya elevado a la categoría de “valor estratégico” todo el componente ambiental de nuestra riqueza natural al punto de darle todo un capítulo especial no solo en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) sino ahora en la nueva Política de Defensa y Seguridad para la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad.

Se trata de los nuevos lineamientos que trazó el presidente Iván Duque y que ahora son “activos estratégicos de la nación”.

Y no es que antes no tuvieran esa importancia, pues de hecho el Estado colombiano tiene políticas públicas definidas y en marcha, en todos los campos ambientales: agua, saneamiento básico, deforestación, narcotráfico, minería criminal, cultivos ilícitos, páramos, etc.

La diferencia, según Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), es que esas son políticas públicas “dispersas” en diferentes documentos y entidades y “sin el componente de protección”, pero aclara que dada la importancia de nuestros recursos naturales no renovables y del medio ambiente “este patrimonio ha estado sometido a amenazas violentas”.

Para el experto, la inclusión del componente social en la Política de Defensa y Seguridad Nacional “es la principal contribución para la protección de nuestros recursos, que son de todos, y que hasta ahora no habían sido tenidos en cuenta como un bien de protección colectivo”.

Parques Nacionales, el ejemplo

Muestra de esa desprotección de los recursos nacionales han sido las más de 60 reservas especiales de Colombia en los parques naturales donde la deforestación, la tala indiscriminada, minería ilegal, ganadería extensiva, narcotráfico, apropiación de tierras del Estado, etc., son fenómenos “muy preocupantes”, como le dijo a EL NUEVO SIGLO esta semana Julia Miranda, directora de Parques Nacionales.

En ese sentido, el experto en seguridad nacional John Marulanda, afirma que esta política del presidente Duque recoge toda la normatividad medioambiental de gobiernos anteriores, pero le da un valor superior.

“Al incorporarla a la política de defensa y seguridad nacional como objetivo de alto valor estratégico y de protección especial de la Fuerza Pública, nuestras riquezas naturales cobran un valor mayor para la soberanía nacional, pues en poco años la lucha será por el acceso al agua”, indicó.

De ahí, agrega Marulanda, lo que viene es la coordinación entre las distintas entidades del Estado que manejan cada componente de los recursos naturales, para que la política de protección esté canalizada por las agencias de seguridad del Estado.

“Lo único que nos hace falta es el trámite de urgencia de una ley de Defensa y Seguridad Nacional que les dé peso a esos principios y todas estas buenas intenciones se reflejen en actos de soberanía y no queden en documentos académicos”, señaló el exmilitar.