Sube tensión en España: oposición pide elecciones

Anadolu

Miles de manifestantes se concentraron en la Plaza de Colón de Madrid, en España, para exigirle al Gobierno de Pedro Sánchez que haga una convocatoria inmediata de elecciones generales y para pedirle al Ejecutivo que ponga fin a las "cesiones ante el independentismo".

La Plaza de Colón fue desbordada por los manifestantes, quienes se concentraron también en calles aledañas, como la de Génova.

Los partidos de derecha VOX y el Partido Popular (PP), opositores a Pedro Sánchez, fueron los líderes de la movilización y calculan que unas 200.000 personas acudieron a su llamado. La delegación del Gobierno consideró que en la manifestación estuvieron unos 45.000 asistentes.

VOX y el PP convocaron las manifestaciones bajo la consigna “España Unida: elecciones ya”. Los manifestantes llevaron banderas de España, que se convirtieron en el símbolo de la manifestación.

Los periodistas María Claver, Albert Castillón y Carlos Cuesta fueron los encargados de leer el manifiesto de los líderes de la multitudinaria concentración, donde se asegura que los partidos querían que los ciudadanos fueran los protagonistas.

“Nos han pedido a todos venir a la Plaza Colón sin necesidad de portar logotipos de banderas de los partidos. Lo han hecho así porque aquí nos une una sola bandera: la de España”, afirmó Carlos Cuesta ante los manifestantes.

María Claver, a su turno, leyó el comunicado de los partidos donde se asegura que con la movilización se rechaza “la traición del Gobierno de España en Cataluña”. “Los acontecimientos de los últimos días suponen una humillación del Estado sin precedentes en nuestra vida democrática”, afirmó.

El manifiesto detallaba, además, que el Gobierno de Sánchez aceptó los términos impuestos por el presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, a pocas horas de que el Tribunal Supremo empiece a juzgar a los promotores del referendo independentista en Cataluña de octubre de 2017, declarado ilegal por la justicia española.

Sánchez y Torra han tenido varios acercamientos ante una posible negociación política sobre la situación en Cataluña. La oposición critica cualquier tipo de acercamiento del Ejecutivo con los independentistas.