Dosados, un diálogo de diversidad con el arte colombiano

Foto cortesía

La diversidad y la inclusión es esencia de ‘Dosados’, la exposición que sugiere al público  una conversación abierta desde cinco obras de gran formato que atienden a distintas experiencias personales, técnicas artísticas y reflexiones críticas de artistas colombianos.

La muestra del Grupo Sura, en la que participaron los artistas antioqueños Iván Hurtado y Jorge Julián Aristizábal y de los bogotanos Luz Lizarazo y Míler Lagos, estará abierta al público en la Sala de Arte Suramericana hasta el 15 de mayo, de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 6:00 p.m., y sábados de 8:00 a.m. a 12:00 m.

Esta muestra colectiva se sugiere como el encuentro de visiones críticas de cuatro artistas colombianos acerca de acontecimientos y aspectos ligados a asuntos recurrentes de la actualidad del país, como el manejo de recursos naturales, hechos de corrupción, el modelo de desarrollo y las discusiones sobre género y ser mujer.

“DOSADOS es un ejercicio diverso e inclusivo; es el diálogo de estos artistas y de sus obras; es un encuentro entre sí y con los otros; se trata de cuatro voces que desde sus proyectos articulan un espacio deliberativo, donde lo colectivo se nutre de lo individual y viceversa”, señala Julián Posada, curador de la exposición.

Los artistas y las obras

Con “Geometrías permeables” (2015), Iván Hurtado rememora una Colombia ancestral y evoca momentos complejos del país: “mi obra revisa la promesa que el modernismo hizo a la sociedad y a las ciudades sobre ese proyecto fallido, desde la geometría aludo a la memoria”, afirma el artista.

Por su parte, Jorge Julián Aristizábal, considera a “Laberintos” (2019) como una reflexión sobre la corrupción: “Me interesa que se hable sobre este tema y la obra alude a víctimas y victimarios”, afirma.

Asimismo, Luz Ángela Lizarazo propone reflexiones sobre ser mujer con su pintura de grandes dimensiones “La piel” (2019) y “La mente” (2019), un bordado sobre mosquitero: “La mente es el lugar donde todo llega y la piel, además de ser el órgano más grande que tenemos, nos define, nos da forma, nos protege, es a la vez la barrera entre el adentro y el afuera”.

En cuanto a la obra “Fuentes” (2015), de Míler Lagos, el artista refleja su interés en el medio ambiente: “mis obras buscan reconsiderar la manera en que las acciones humanas transforman e instrumentalizan los recursos naturales para convertirlos en simple materia prima”.