Off the record

Foto cortesía

La sede del BEI

En el sector financiero ya están evaluando lo que viene en la agenda legislativa para el sector. Por ejemplo, se está pendiente de un proyecto de ley que ya recibió el visto bueno de la Comisión II del Senado mediante el cual se aprueba el acuerdo entre la República de Colombia y el Banco Europeo de Inversiones sobre la creación de un establecimiento con representación regional del Banco Europeo de Inversiones en nuestro país. La iniciativa surgió como consecuencia del pacto firmado por el gobierno de Duque, en julio del año pasado, en la Casa de Nariño, con el presidente de la institución financiera, Werner Hoyer. La presencia del BEI en el continente tiene sus inicios en 1993 y desde entonces ha proporcionado financiamiento por el orden de los 8.400 millones de euros en más de 120 proyectos, para 14 países de la región. En Colombia, por ejemplo, están en el proceso del Metro de Bogotá. También buscan destinar 400 millones de euros de financiamiento para fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y la infraestructura en las regiones más afectadas por el conflicto armado.

 

Cuenta de cobro (I)

 

El presidente Duque, durante la entrega del premio al Empresario del Año, que organiza el diario La República y que esta semana se le otorgó al presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, aprovechó el escenario para pasar ‘factura’ por los logros económicos de su gobierno. “… Hace un año estaba yo participando en este Premio y les decía que Colombia tenía una inmensa posibilidad, si hacíamos cambios estructurales; si nosotros dejábamos de ver al empresario como la fuente de ingresos fiscales, con la que fue vista durante tantas reformas tributarias. Aquí vine y les dije que íbamos a perseverar en esas reformas para bajar la tasa efectiva de tributación. Que íbamos a perseverar para poder descontar el ciento por ciento del IVA en los bienes de capital. Que íbamos a perseverar en el descuento del ICA. Que íbamos a perseverar en el desmonte de la renta presuntiva, en la reducción de la tasa nominal de renta. Que íbamos a habilitar nuevos instrumentos para que el sector privado llegara a los sectores estratégicos. Hablamos de las megainversiones y también del desarrollo tecnológico, de las industrias creativas además de las fuentes renovables no convencionales de energía”, precisó el mandatario.

 

Cuenta de cobro (II)

 

Tras hacer ese recuento, el Jefe de Estado, resaltando que la economía cerró el 2019 con un crecimiento del 3,3%, empezó a ‘cobrar por ventanilla’: “Hoy me siento orgulloso de que hemos dado pasos de avance, que cerramos el año 2019 venciendo muchos mensajes que eran pesimistas. Mientras yo daba ese discurso, hace un año, yo miraba a los pocos días algunos artículos donde se decía que el Gobierno pretendía que bajando la carga tributaria iba a generar crecimiento. Se decía que el Gobierno pretendía, bajando la carga tributaria de quienes generan empleo, generar inversión. Era un imposible. Se decía, además, que no iba aumentar el recaudo y que iba a crecer el déficit fiscal. Hoy puedo mirarlos a ustedes a los ojos y decir que cerramos el año 2019 con el mayor crecimiento en 5 años en nuestro país y estamos creciendo al 3,3%, por encima del promedio mundial, por encima del promedio regional, por encima del promedio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Y vamos por mucho más, porque Colombia no va a parar de creer y de soñar en el espíritu empresarial. Cerramos el año 2019 con una tasa de inversión creciente, con la Inversión Extranjera Directa creciendo por encima del 19%. Cerramos el año 2019 con el recaudo aumentando un 10%, con el menor déficit fiscal en 8 años, con el principal o el primer superávit fiscal primario desde que existe la regla fiscal…”.