“Usted es militante de Farc": Uribe a José Miguel Vivanco

Foto Diana Rubiano - El Nuevo Siglo

De ser un "militante de Farc" acusó este domingo el expresidente Álvaro Uribe al director para las Américas de Human Rights Watchs (HRW), José Miguel Vivanco, por denunciar las bajas extrajudiciales de civiles por parte del Ejército para ser presentadas como guerrilleros caídos en combate, conocidos también como 'falsos positivos. 

"Ya que usted es militante de Farc no debería dar apariencia de defensor de Derechos Humanos", afirmó Uribe en referencia a Vivanco a través de su cuenta en Twitter.

La acusación de Uribe se enmarca en un cruce de declaraciones después de que el viernes la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) informara de que entre 2002 y 2008 los 'falsos positivos' atribuidos a los militares eran 6.402, el triple de los reconocidos por la Fiscalía.

Tras conocerse la cifra, Vivanco recriminó a Uribe que es "falso" lo que dijo el expresidente de que "nunca" se ofrecieron recompensas a los militares por la muerte de guerrilleros y señaló que el expresidente distorsiona la historia de este crimen.

"Hubo directivas que otorgaban recompensas y hay evidencias claras de estos pagos", aseguró y agregó que "Uribe dice que en su gobierno se priorizaron las desmovilizaciones sobre las capturas y estas sobre las bajas. Engañoso. Esta norma fue aprobada en 2007 cuando ya habían ocurrido más de mil falsos positivos en su gobierno".

En respuesta, el líder del Centro Democrático pidió a Vivanco que "no oculte la verdad" y destacó que al principio de su gobierno, en 2002, con la entonces ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, "se adoptó la formulación de la Seguridad Democrática, con énfasis en Derechos Humanos y transparencia".

"Desde el comienzo del Gobierno, cuando se lanzó la Seguridad Democrática, la ministra Marta Lucía Ramírez, hoy vicepresidente, ordenó darle prioridad a desmovilizaciones, 53.000 en el Gobierno; en segunda prioridad, capturas, 36.363, y las bajas como último recurso, 13.992", puntualizó. 

Por su parte, la colectividad defendió la actuación de Uribe y rechazó "la sistemática conducta de hostigamiento por parte de José Miguel Vivanco en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez y su sesgada participación en temas internos de Colombia siguiendo el libreto de sus aliados políticos".