Off the record

Foto cortesía

¿Y Uber en Colombia?

Al ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, le esperan no pocas citaciones al Congreso cuando arranque en algo más de tres semanas el segundo periodo de la tercera legislatura. Por ejemplo, hay un grupo de senadores que lo piensan convocar para que explique ante la plenaria qué piensa el Gobierno frente a lo que acaba de pasar en el Reino Unido, en donde la justicia consideró que quienes trabajan con la aplicación de servicio de transporte Uber no pueden ser considerados trabajadores independientes sino contratistas o empleados de la plataforma tecnológica, lo que cambia todo el modelo de negocio que hasta ahora viene aplicando la multinacional, que no reconoce vínculo contractual formal con los conductores.

Molestia verde

No están muy contentos algunos sectores en la Alianza Verde con el rifirrafe interno entre varias corrientes que están enfrentadas por la estrategia de la campaña presidencial. Según conoció EL NUEVO SIGLO, se estaría preparando una carta pública de varios dirigentes que no están matriculados en el fajardismo, el petrismo ni en ninguna otra afinidad política, con el fin de pedir a las directivas de la colectividad que maniobren para que cese el que consideran ‘triste espectáculo’ de congresistas y otras personalidades de los verdes que andan agarrados en las redes sociales.

Diagnóstico (I)

Un duro diagnóstico del escenario electoral hizo el exministro Fernando Londoño, en su última columna publicada en la página web del Centro Democrático. “… Está claro que la izquierda socialista o comunista, como se quiera conocerla, acompañará al antiguo guerrillero y amigo y consultor de Hugo Chávez, Gustavo Petro. Los bandidos de las Farc ya le declararon amor y respaldo y la izquierda más recalcitrante salió de la espesura para acompañarlo a cielo abierto….  Hay otro socialismo medio vergonzante, que vuelve a las andadas con Fajardo, desde lo que llaman tan donosamente el centro izquierda. Firmes candidatos a una segunda vuelta con Petro, si se diera el caso, nada improbable… Cambio Radical y la U, cualquier cosa que sean ahora, tienen listas sus propuestas, más abundantes de lo que ellos mismos quisieran. Es cosa de encontrar línea, para seguirla cuando convenga”, precisó.

Diagnóstico (II)

Pero también fue muy crítico con las filas de la coalición de 2018 encabezada por el uribismo y su estrategia para 2022. “… El Partido Conservador quiere candidato propio, aunque lo sepan derrotado desde ahora. Pero Marta Lucía Ramírez, cuyas aspiraciones no puede ocultar, no parece dispuesta a alinearse con Yepes y sus amigos, sino a intentar camino propio a través de firmas. Algo parecido a lo que ocurre con FicoGutiérrez (Federico Gutiérrez), uno de los que coquetean con el presidente Uribe, convencidos de que con ellos podría repetirse el milagro de Duque. Hay en el Centro Democrático candidatos excelentes como Paola Holguín o Rafael Nieto, pero se habla de media docena de aspirantes al corazón generoso del expresidente Uribe. No parece muy probable que el llamado partido de gobierno, que no gobierna sino que mira cómo se gobierna en su nombre, convenga en dos nombres para la presidencia, el uno, y la vicepresidencia el otro. La cosa no es sencilla y en estas materias nada lo es con su ilustre jefe”.