Degradación ambiental provocará muertes prematuras

Foto Anadolu.

Si no se aumentan drásticamente las protecciones ambientales se producirán millones de muertes prematuras a mediados de siglo en ciudades y regiones de Asia, Oriente Medio y África, advierte el informe emblemático anual de ONU Medio Ambiente publicado este miércoles.

Una de las grandes amenazas de la contaminación es la resistencia antimicrobiana, que se convertirá en una de las principales causas de muerte debido a la contaminación de los cuerpos de agua. Además, la contaminación con 'disruptores endocrinos', productos químicos que alteran el equilibrio hormonal de los humanos, afectarán la fertilidad masculina y femenina, así como el desarrollo neurológico infantil.

“Este informe construye una perspectiva de la humanidad: nos encontramos en una encrucijada: ¿Continuamos por nuestra ruta actual que nos llevará a un futuro sombrío, o escogemos el camino del desarrollo sostenible? Esa es la elección que deben hacer nuestros líderes políticos, ahora”, dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de ONU Medio Ambiente.

El estudio fue realizado por un equipo de 250 científicos y expertos de más de 70 países y hecho pública en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que se celebra en Nairobi, Kenia.

El documento hace énfasis en la importancia de usar la ciencia, la tecnología y disponer de las finanzas necesarias para encaminar al mundo hacia el desarrollo sostenible, pero aún falta un mayor esfuerzo de líderes públicos, empresariales y políticos que se “aferran a modelos obsoletos de producción y desarrollo”.

El informe sugiere hacer un cambio de 180 grados en los próximos 30 años: pasar del modelo de desarrollo de “crecer ahora, limpiar después” a un modelo económico de economía circular “cero residuos” para el año 2050.

Proponen diferentes estrategias para promover la economía circular. Por ejemplo, fomentar dietas con menos carne y reducir el desperdicio de comida. Actualmente el 33% de los alimentos del mundo se desperdicia, y el 56% se genera en los países desarrollados. Si esto no cambia, será necesario aumentar la producción de alimentos en 50% para satisfacer la demanda de entre 9000 y 10.000 millones de habitantes del planeta en 2050.

Otra medida es invertir estratégicamente en las áreas rurales para reducir la migración y tomar ventaja de la creciente urbanización para aumentar el bienestar de los ciudadanos y disminuir su huella ambiental a través de mejores prácticas de gobernanza, planificación de uso de la tierra e infraestructura verde.

Además, el informe explica que es vital frenar la marea de 8 millones de plástico que llegan a los océanos anualmente, un problema que, aunque ha recibido atención mundial, aún no cuenta con un acuerdo global para abordarlo.

Debido a la gravedad de la situación, los autores del informe piden tomar medidas políticas que abordan sistemas completos, como la energía, los alimentos y los residuos, en vez de problemas específicos como la contaminación del agua.

Esta semana ministros y líderes de todo el mundo participan en la cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo foro global en la toma de decisiones ambientales. Se espera que las negociaciones aborden temas críticos como detener el desperdicio de alimentos, promover la movilidad eléctrica y enfrentar la crisis de contaminación de los océanos por los plásticos, entre otros desafíos apremiantes.

La Asamblea se terminará el 15 de marzo.