Claves para combatir el sedentarismo en el aislamiento

Foto FreepikEjercicios

COMO TODOS sabemos, durante este período de aislamiento en nuestras casas va a aumentar uno de los problemas con más auge en nuestra sociedad: el sedentarismo. Este fenómeno se ha intensificado paulatinamente con el paso del tiempo, sin embargo, este no deja de ser un buen momento para combatirlo.

La vida sedentaria resulta mucho más peligrosa de lo que te imaginas e influye tanto en tu estado de salud físico como emocional, tal como lo hace la mala alimentación. Por esto, hablamos con el fisioterapeuta Javier Campomanes sobre las consecuencias del sedentarismo y cómo combatirlo.

Consecuencias

En la parte psicológica puede afectar en un gran porcentaje con la aparición de problemas como depresión, ansiedad, estrés e insomnio; duplica el riesgo de sufrir enfermedades, a la vez que aumenta el riesgo de padecer hipertensión arterial; las mujeres sedentarias notan más los efectos de la menopausia; no hace falta tener sobrepeso u obesidad para sufrir las consecuencias del sedentarismo, los delgados también las padecen; la inactividad produce aumento de apetito y por tanto, aumento de peso.

Beneficios del ejercicio

  • Reduce el riesgo de padecer depresión, uno de los grandes problemas de nuestra sociedad.
  • Reduce los síntomas de estrés y ansiedad.
  • Facilita el parto en las mujeres embarazadas.
  • Reduce la probabilidad de padecer problemas cardíacos.
  • Disminuye los dolores musculares.
  • Favorece la presión arterial.
  • Retrasa el envejecimiento.
  • Fortalece los huesos.

Ideas para mantenerse en forma

El propósito es fácil de cumplir y los beneficios que aporta son muchos. Antes de comenzar, es muy importante que las personas con determinados problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares y diabetes, tomen precauciones y consulten con su médico antes de realizar cualquier ejercicio.

En las personas mayores que le permitan poder practicarlo: adultos de 65 en adelante, dediquen 3 o 4 días de la semana a realizar actividades físicas como yoga o pilates. La actividad se practicará en sesiones de 15 minutos, como mínimo. Los adultos de este grupo de edades con movilidad reducida, deben realizar actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana. Además, deben realizar actividades que fortalezcan los principales grupos musculares dos o más días a la semana.

Para los jóvenes

Dedicar un total de 60 minutos diarios a realizar alguna actividad, incluida la opción de practicar actividades durante ese tiempo completo o dividirlo en dos sesiones de 30 minutos.

Siempre que sea posible, los niños y los jóvenes con discapacidad deberán seguir también esas recomendaciones. Sin embargo, deben comunicárselo a su profesional sanitario para conocer el tipo y cantidad de actividad física adecuada para ellos, teniendo en cuenta su grado de discapacidad.

Es conveniente empezar con una actividad ligera y aumentar gradualmente con el tiempo la duración, la frecuencia y la intensidad.

Para los padres con niños pequeños

Algunas actividades para hacer con los niños durante el aislamiento preventivo por el coronavirus son dibujos y manualidades, leer diferentes temáticas, ayudar en las tareas domésticas, enseñarles a cocinar mínimas cosas sin peligro alguno, clases de ejercicio físico, planificar próximas aventuras, juegos de aprendizaje de mesa, videos educativos, películas, entre otros.

¿Dónde encontrar los ejercicios?

Entrenadores personales profesionales cuentan con clases gratuitas en Internet y vía redes sociales para ayudarnos a que el sedentarismo no nos apodere. A su vez, cuentan con clases en directo y clases grabadas que te serán de gran ayuda.

Por otro lado, si no quieres realizar clases, también puedes encontrar ejercicios específicos escritos para trabajar las diferentes partes del cuerpo y llevarlas a cabo a tu manera, aunque lo aconsejable es siempre estar observando a un profesional.

Alimentación en casa

Como se introducía al principio, uno de los pilares básicos en estos días en casa va a ser la alimentación, por lo que estas recomendaciones serán útiles durante estas semanas:

  • Planificar y realizar una compra coherente y saludable: todo lo que tengas en casa te lo vas a comer, ¡y es así! Evita productos insanos que no aporten ningún nutriente. Lo único que harán en tu cuerpo será crearte ansiedad.
  • Márcate un horario, tanto de comidas como de actividades: cumple un horario de comidas (3,4 o 5 al día, pero organizadas) y el resto del tiempo márcate diferentes tareas como ya hemos hablado.
  • Incorpora en todas tus comidas vegetales y proteínas: aportan cantidad de nutrientes con muy pocas calorías.
  • Reduce la ingesta de calorías.
  • Hidrátate: consumir dos litros de agua preferiblemente.

Recuerda que realizar ejercicio no solamente favorece la condición física del cuerpo, sino también aumenta la autoestima, mejora la coordinación, entre muchos otros beneficios que ya aprendiste.