Covid 19: China-Italia, contraste de realidades

Foto archivo AFP
Mientras que el gobierno chino reabrió Hubei y Wuhan, ciudades donde se originó la pandemia, el Viejo Continente continúa sintiendo las consecuencias del virus

_________

 

El mundo vive dos realidades contrarias en el desarrollo del coronavirus. En medio del confinamiento, Europa continúa sintiendo con fuerza las consecuencias de la pandemia que sigue dejando muertes y nuevos contagios en su día a día.

Por otro lado, China comienza a ver esperanza ya que, en Hubei y Wuhan, ciudades donde se originó la enfermedad, la rutina vuelve a la normalidad con la apertura de los trabajos y de las actividades académicas.

Europa, sin lugar a dudas, es la zona más afectada en el transcurso del mes por la pandemia. La reacción tardía de los gobiernos junto con la relajación y la falta de responsabilidad de los ciudadanos fueron la combinación perfecta para que el virus se propagara con velocidad.

Italia es el país que más casos ha tenido en parte, porque es el segundo territorio del mundo que alberga mayor cantidad de ancianos, el primero es Japón. Como lo mencionó la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Covid 19 es una enfermedad que ataca con fuerza a los adultos mayores y a las personas que presentan una situación crónica de salud.

Más de 3.000 millones de personas están bajo medidas de confinamiento alrededor del mundo para evitar la propagación del nuevo coronavirus, de manera tal que la ONU advirtió que amenaza a toda la humanidad.

Al menos 450.000 casos de la enfermedad Covid 19 fueron declarados oficialmente en el planeta y la cifra de muertos superaba los 20.600, con neta mayoría en Europa, según un conteo de la AFP.

Por otro lado, con más de 3.400 fallecidos, España se convirtió en el segundo país con más decesos por el coronavirus por delante de China, con el cual cerró un contrato de 432 millones de euros para adquirir material sanitario.

En una semana que ya se auguraba “muy dura”, España cuenta por cientos sus muertos diarios: 462 el lunes, 514 el martes y 738, cifra récord en el país.

China, lugar de origen de la pandemia, registraba hasta la fecha 3.281 víctimas mortales y solo Italia, con 6.820 decesos en su último balance, se sitúa por delante de España.

El presidente Pedro Sánchez comentó la semana pasada que lo peor estaba por venir para España y el incremento de los decesos es solo una primera muestra de lo que tendrá que sobrellevar el país.

Desde el 14 de marzo, los casi 47 millones de españoles viven confinados en sus casas, que solo pueden abandonar para ir a trabajar si no pueden hacerlo a distancia o para actividades imprescindibles como comprar comida o medicamentos.

El Congreso debe ratificar por la tarde la prórroga del Estado de Alarma hasta la medianoche del 11 al 12 de abril decretada por el Gobierno, que descarta detener toda la actividad económica no esencial como hizo Italia.

“Ya estamos en una situación que con el Decreto del Estado de Alarma se ha parado mucho la actividad económica”, defendió la ministra de Economía Nadia Calviño en la radio RNE.

“El objetivo no debe ser parar actividad, sino proteger a los trabajadores”, insistió la Ministra.

 

Cerca del pico de contagios

 

Los datos del ministerio de Sanidad mostraron un aumento del 20% de los contagios diagnosticados de 39.673 a 47.610, aunque este repunte puede explicarse debido a la compra masiva de test para ampliar la capacidad de detección del virus.

“El incremento diario de fallecidos se ha estabilizado, lo que implica, probablemente, que no estamos muy lejos del pico” de contagios, dijo el director de emergencias sanitarias Fernando Simón.

Sin embargo, las cifras, advirtió Simón, pueden seguir “creciendo en los próximos días” dado que hay un retraso entre la aparición de síntomas y el diagnóstico de la enfermedad.

Más de la mitad de los fallecimientos (53%) se concentran en la región de Madrid, la más castigada por la epidemia tanto en decesos como en casos diagnosticados, dado que registró 290 muertes en las últimas 24 horas.

Ante la saturación del sistema sanitario y funerario, las autoridades regionales instalaron un hospital de campaña en un pabellón de congresos que podrá acoger hasta 5.500 camas y habilitaron una pista de hielo para funcionar como morgue.

También preocupa la situación en Cataluña, donde los casos diagnosticados y los fallecimientos crecen rápidamente. La región nororiental está triplicando sus camas de unidades intensivas y en Barcelona contemplan adaptar cuatro pabellones cercanos a hospitales para acoger pacientes.

 

Megacontrato con China

 

Ante la escasez de material médico denunciado por varias regiones y colectivos sanitarios, que cuentan con 5.400 infectados, el Gobierno anunció un megacontrato de 432 millones de euros (US$467 millones) con China para asegurarse el abastecimiento.

Según explicó el ministro de Sanidad Salvador Illa, el lote chino incluye el suministro de 550 millones de mascarillas, 5,5 millones de test rápidos, 950 respiradores y 11 millones de guantes que empezarán a llegar esta semana.

El Gobierno también trabaja con industrias nacionales para adaptar sus cadenas de producción de automóviles o cosméticos hacia la fabricación de productos médicos.

“Nos encontramos en una situación de total inseguridad y desamparo”, habían denunciado en un comunicado conjunto los colegios de profesionales sanitarios.

Además de sus propias iniciativas, Madrid reclama apoyo internacional tanto a la OTAN como a la Comisión Europea, que lanzó una licitación conjunta para 25 países de equipos de protección.

“Los contratos para estos equipos deberán firmarse rápidamente y, en dos semanas, las mascarillas, los guantes, las batas y las gafas de protección estarán en vuestros hospitales”, apuntó la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Latinoamérica endurece medidas

 

Los países latinoamericanos han endurecido las medidas en los últimos días, para frenar la pandemia de coronavirus, mientras activan en paralelo planes de ayuda económica. La región suma más de 7.200 casos del nuevo coronavirus y 118 muertos, según un conteo de la AFP a partir de cifras oficiales.

Ecuador anunció que ampliará de 8 a 15 horas diarias el toque de queda que impone a nivel nacional desde la semana pasada ante la pandemia de coronavirus, que ha dejado 1.049 casos, incluidos 27 muertos, en el país.

El gobierno de Chile prolongó la suspensión de clases presenciales hasta mayo, en momentos en que se contabilizan 1.142 infectados y tres fallecidos por coronavirus en el país.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro afirmó que las medidas de cuarentena impuestas por varios gobernadores en sus estados para combatir el coronavirus pueden provocar un “caos” social con “saqueos de supermercados” y representar una amenaza para la “normalidad democrática”.

El gobierno de Argentina ha prohibido el corte de los suministros por falta de pago durante 180 días, con el fin de suavizar el impacto económico de la pandemia del coronavirus en los más sectores vulnerables