Ofrecen camas de hoteles para el sector salud

Foto archivo

El sector hotelero es uno de los que ha recibido con más fuerza el coletazo del coronavirus, sin embargo, respaldan al presidente Iván Duque tras haber decretado la cuarentena obligatoria.

Desde que estalló la crisis mundial por el coronavirus que ha afectado a más de 200.000 personas en el mundo el gremio hotelero ha sido uno de los más afectados, pues a la población estar en confinamiento el turismo queda estancado de manera contundente, pese a ello el gremio hizo público un comunicado en el que indica apoyan la medida de cuarentena impuesta por el presidente.

“Los hoteleros de Colombia apoyamos las medidas del Gobierno nacional en torno a la cuarentena nacional y en esa línea, ponemos a disposición de las autoridades de salud las camas de los hoteles para que, de ser necesario, sean utilizadas para prestar servicios hospitalarios”, aseguró Cotelco a través de un comunicado.
De igual manera, el presidente ejecutivo del gremio Gustavo Toro agregó que “desde Cotelco ponemos a disposición la infraestructura hotelera para ser utilizada de acuerdo con los requerimientos del Ministerio de Salud. Por supuesto de ser tomada esta medida, los hoteleros trabajaríamos con el Ministerio, quien dado el caso de requerir las camas de los hoteles, en el momento oportuno, presentará los protocolos requeridos para el acondicionamiento de los establecimientos hoteleros como centros de atención en salud. Estamos seguros de que con el apoyo y el trabajo de todos los colombianos, lograremos salir de esta crisis y seguir adelante”.
La estrategia a la que se refiere Toro ha sido aplicada en varios países con éxito como China y España, la experiencia demuestra que los pacientes con síntomas leves pueden ser tratados en hoteles y otras instalaciones como coliseos. Cabe anotar que los hoteles convertidos en hospitales deben contar con equipo médico y personal para atender a los pacientes.

El sector hotelero colombiano fue el primero en anunciar la caída económica del sector, según datos del gremio, “la ocupación hotelera del país se encuentra en el nivel más bajo de toda la historia en Colombia.  La semana pasada, este indicador se ubicó en 21%, una cifra que sugiere la inminente paralización de la industria hotelera. Todos las reservas y eventos para los próximos meses han sido cancelados”, aseguró Cotelco en su comunicado.

Así mismo, advirtió que en el periodo del 8 al 19 de marzo de 2020, las pérdidas sumaron cerca de 430.000 millones de pesos “y según las estimaciones del Centro de Pensamiento Turístico de Colombia, se encuentran en riesgo más de 150.000 empleos directos en el sector hotelero en todo el país”.

Para Toro, “esta es la mayor crisis que ha vivido la hotelería en Colombia, un hecho sin precedentes. Tal es el impacto, que muchos hoteles han decidido suspender sus operaciones y realizar el cierre temporal, a la espera de que la crisis sea superada. Los servicios hoteleros tienen dos características que lo hacen altamente vulnerable: las habitaciones no vendidas no pueden ser almacenadas para venta posterior y en segundo lugar, se presentan altos costos fijos; estos dos hechos, hacen que los impactos económicos sean muy altos.”

“Por ahora, lo más importante es apoyar las medidas que provienen de las autoridades, rodear las decisiones del Presidente, los Gobernadores y los Alcaldes y evitar el colapso del sistema de salud. Una vez superada esta situación, lideraremos con el Gobierno Nacional iniciativas que permitan reactivar el turismo en Colombia y dinamizar el sector hotelero, fuente de empleos y oportunidades de desarrollo para las regiones”, agregó.

En Bogotá, “las pérdidas en solo una semana ascendieron a 42.000 millones de pesos, producto de una disminución de 22 puntos porcentuales en la ocupación hotelera; mientras que en materia de eventos desarrollados en hoteles, tanto empresariales como sociales, cerca de 200 de gran impacto han sido cancelados, con pérdidas estimadas en 5.000 millones de pesos”, asegura el gremio.

Y concluyó diciendo que en Cartagena, “la segunda con mayor impacto, la ocupación hotelera ha caído en 17 puntos porcentuales y las pérdidas se estiman en 40.700 millones de pesos como resultado de la menor ocupación y cerca de otros 3.500 millones por cancelaciones de eventos”.