Sinfónica abre puertas al talento juvenil con “Plataforma 28”

Foto cortesía

EL TALENTO juvenil colombiano será nuevamente exaltado en el concurso “Plataforma 28” dirigido por la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, que abrió sus convocatorias para impulsar el trabajo de compositores emergentes de música sinfónica que cada día buscan una oportunidad para mostrarlo al país y al mundo entero.

Tras su última edición en 2017, vuelve este año el concurso que devela las mejores obras de artistas que quieren empezar en el camino de la música. Desde esta semana, los interesados se podrán inscribir mediante el sitio web https://sinfonica.com.co/plataforma28.

El maestro Juan Antonio Cuéllar, reconocido compositor colombiano y actual gerente de la Orquesta de los colombianos, resalta que “Plataforma 28 es una gran oportunidad para que jóvenes compositores menores de 28 años logren que su música sea interpretada, grabada y difundida a nivel global por la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia”. Además, menciona que “las obras serán evaluadas por un distinguido equipo de maestros de talla mundial, que elegirá a los próximos actores protagonistas del tradicional concurso”.

La convocatoria permanecerá abierta durante un período de tres meses, es decir, que los interesados en participar tendrán hasta el 16 de junio de este año para inscribirse, enviar el score y la maqueta de su obra, cumpliendo con lo estipulado en los requisitos, términos y condiciones (RTyC) del concurso, los cuales estarán visibles en la misma plataforma de inscripción.

Asimismo, las obras seleccionadas serán interpretadas por la Orquesta en un concierto de gala que se realizará en el segundo semestre y a su vez, grabadas bajo la batuta del maestro estadounidense David Dzubay, actual director del Departamento de Composición de la Jacobs School of Music de Indiana University en Bloomington. Es importante resaltar que Dzubay ha ocupado durante más de 20 años, el cargo de director del New Music Ensemble de dicha universidad y que ha recibido comisiones de Meet the Composer, Chamber Music America y el Fondo de Cultura de México, entre otros. Además, ha sido acreedor de honores tales como las becas Guggenheim, Bogliasco, McDowell, Yaddo y Copland House, así como premios como el BMI y el ASCAP.

Como incentivo de este concurso, también se destaca la presencia que tendrán los jóvenes compositores seleccionados durante los ensayos que realizará la Orquesta para preparar la interpretación de sus obras, lo que se convierte en un espacio de retroalimentación donde reciben comentarios y críticas constructivas por parte tanto de músicos profesionales, como del mismo director.

De esta forma, la Sinfónica Nacional sigue trabajando por la creación de estímulos que permiten el crecimiento de la profesión de composición sinfónica en el país, convirtiéndose así, en un referente de la industria también por sus actuaciones en diferentes escenarios del mundo con artistas reconocidos por la calidad de sus interpretaciones como Arthur Rubinstein, Claudio Arrau, Efrem Zimbalist, Johannes Moser, Benjamin Schmid, Gabriela Montero, y en el campo de la lírica, a voces como las de Andrea Bocelli, Juan Diego Flórez, José Carreras, Roberto Alagna y Anna Netrebko, entre otros más.

Pero no solo la Sinfónica se ha destacado por tener en su nómina artistas de talla internacional, también ha incluido en sus espectáculos a insignias de la música colombiana como Andrés Cepeda, Hugo Candelario, Nidia Góngora, Carlos Vives, Gilberto Santa Rosa, Cholo Valderrama, Walter Silva y Fonseca, con quien la Orquesta obtuvo el Latin Grammy al “mejor álbum pop tradicional” en 2014.

La Sinfónica recoge una tradición musical que se remonta a 1846 cuando se creó como la agrupación insigne de la Academia Nacional de Música. Con el propósito de difundir y estimular el disfrute de la música sinfónica en el país, realiza más de 70 conciertos al año entre los que se cuentan programas de temporada, didácticos, colaboraciones en producciones de ópera, ballet y zarzuela; así como presentaciones de sus grupos de cámara y de música sacra en iglesias y lugares no convencionales.