Off the record

Foto Diana Rubiano - El Nuevo Siglo

Trinos y tributaria

Tras conocerse esta semana varios de los puntos clave del proyecto de reforma tributaria que el Gobierno presentará al Congreso, las reacciones en el Senado y la Cámara han sido muchas. Si se analiza ese cúmulo de trinos y pronunciamientos se puede empezar a extrapolar las posibles posturas partidistas frente a la iniciativa que combina un aumento de la base y las tarifas de varios impuestos con un componente social de amplia cobertura, con el Ingreso Solidario a la cabeza. Por ejemplo, los parlamentarios de la oposición se van lanza en ristre contra gravar más productos, bienes y servicios con IVA, pero insistirán en reducir una parte importante de las exenciones tributarias a los grandes capitales y empresas. Incluso criticarán que se aumenten los tributos mientras se compran aviones de combate que, según sus parlamentarios, costarán 10 billones de pesos.

Rojos y azules

De los trinos y demás reacciones de los liberales, es claro que apoyarán gran parte del paquete social pero insistirán en no tocar el IVA y oponerse a cualquier impuesto regresivo, recalcando que se puede acudir a más endeudamiento externo e incluso recortar el presupuesto oficial, sin descargar todas las urgencias fiscales en las empresas y las personas. Los conservadores están en la misma línea y, por ejemplo, ya dijeron que no son amigos de ampliar la base del IVA a alimentos básicos y que podrían buscarse recursos acelerando la enajenación de los bienes incautados. Varios de sus senadores y representantes ya enfatizaron que se opondrán con todo a la posibilidad de que se grave más la cadena de producción del agro.

Comparando…

De Cambio Radical lo que trascendió es que están comparando ya algunos aspectos de la propuesta de Germán Vargas Lleras en la campaña presidencial de 2018, con las bases de la propuesta de reforma tributaria que planteó el gobierno Duque esta semana. Mantener el cronograma de reducción del impuesto de renta, limitar exenciones tributarias, deducción de la depreciación y amortización de bienes, incentivos impositivos para el desarrollo de la infraestructura, el turismo y el agro, así como profundizar la lucha contra la evasión y la elusión serían sus propuestas, incluyendo una mejor focalización de subsidios. En cuanto al Centro Democrático, sus parlamentarios redundaron esta semana en que es necesario apoyar el componente social de la reforma porque el impacto de la pandemia se mantiene y profundiza. Más austeridad en el gasto público, incentivar empleo y reducir exenciones también figuran en sus reacciones.

Más socialización

Los trinos y pronunciamientos de congresistas de partidos como La U o los verdes no son muy distintos frente a todo lo anterior, salvo que muchos parlamentarios de la primera colectividad insisten en que debe tenerse mucho cuidado con la ampliación del IVA, en tanto que los de la segunda recalcan que deben aumentarse los impuestos a los grandes capitales. Por lo pronto, lo que se sabe es que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, aprovechará los próximos días para seguir avanzando en la socialización del proyecto con las distintas bancadas, lo que permitirá continuar depurando la iniciativa para facilitar su trámite parlamentario una vez sea radicada después de Semana Santa.