Ojo con las infecciones respiratorias por lluvias

Foto cortesía

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) alertó sobre el inicio de la primera temporada de lluvias de 2019, por lo que las autoridades médicas del país implementan sus planes de contingencia para controlar aquellas enfermedades que tienen sus picos en esta temporada.

Andrés Rojas, subdirector médico de Emermédica, señaló que durante marzo y abril, así como en septiembre y octubre, se incrementa el número de consultas a nivel nacional debido a problemas respiratorios. Según el Instituto Nacional de Salud, el número de consultas externas y hospitalizaciones por IRA en primer trimestre 2018 fue de 1.592.288. Así mismo, hasta febrero de este año se registraron 804.451 consultas ambulatorias por infecciones respiratorias agudas en Colombia, de las cuales 401 pacientes fueron internados en la unidad de cuidados intensivos.

 En el caso de Emermédica, durante 2018 se atendieron 85.181 pacientes, de los cuales 24.808 eran niños entre los 0 y 5 años de edad, seguido de menores entre los 5 y 9 años con un total de 100.146 atenciones.

“Identificar los síntomas es vital para tener una atención temprana y evitar complicaciones, por lo que es importante prestar atención a la tos fuerte, dolor de garganta al pasar alimentos o líquidos, congestión nasal, fiebre de difícil control por más de tres días, dificultad para respirar, tirajes intercostales, hundimiento del espacio entre las costillas, coloración azul o grisácea de la piel y labios, decaimiento y convulsiones”, explicó Andrés Rojas.

Es así que las personas deben conocer sobre las diferentes enfermedades que se asocian a las infecciones de las vías respiratorias superiores como lo es la otitis media, faringitis y la laringotraqueitis; así como las infecciones de las vías inferiores como es la neumonía, bronconeumonía y bronquitis.

 “Una de las formas de adquirir la afección puede ser por medio del aire, ya que las personas que cursan con la enfermedad tosen y esparcen el virus. Igualmente el contacto oral es otra manera de contagiarse (besos, consumo de bebidas del mismo recipiente del que toma la persona enferma) y –muy común- por el inadecuado lavado de manos”, agregó el subdirector médico de dicha empresa.

Síntomas y prevención

En caso de presentarse síntomas como pérdida de apetito; sensación de ahogo y sed; fiebre no controlable; fuerte dolor de garganta; sonido en el pecho al respirar o respiración más rápida de lo normal, es necesario hacerse evaluar de manera inmediata.

En este sentido, el servicio de atención domiciliaria prestado por Emermédica es una herramienta vital, ya que impide que el paciente visite centros médicos donde puede presentarse una concentración de personas con los mismos problemas, generando un ambiente de condensación del virus.

Las medidas de prevención más importantes para disminuir las probabilidades de contagio son:

* Lavado frecuentemente de las manos con agua y jabón.

* Evitar saludar de mano o de beso a personas con gripa.

* Cubrirse la boca al estornudar o toser (uso de tapabocas).

* Uso de pañuelos desechables al limpiar la nariz o toser, los cuales deben ser arrojados a la basura.

*  Vacunaciones al día. 

* No automedicarse, ya que la mayoría de las enfermedades respiratorias y, en especial cuando son pacientes menores de 5 años, son de origen viral por lo que no se necesita manejo de antibiótico sino de síntomas.

* Evitar cambios bruscos de temperatura.

* Mantenerse abrigado sobre todo en ciudades donde los cambios de clima son muy repentinos e inesperados.

 Los tratamientos deben ser reseñados por un médico, pero inicialmente se debe tomar líquidos de manera abundante, reposo en cama, una adecuada alimentación, tomar analgésicos si hay dolor y mantener un aseo nasal constante.

Ante el IRA la población pediátrica es la más vulnerable, en especial los menores de 2 años, debido a que no cuentan con las defensas adaptativas para toser, expulsar mocos y realizar aseo nasal propio; por lo anterior, la mortalidad en este grupo poblacional es la más elevada por estos casos. Asi mismo, es de resaltar que se debe poner mucha atención a los adultos mayores debido a sus patologías respiratorias, que se pueden llegar a complicar por los aguaceros.

“Es un tema en el que se debe poner mucha atención en esta época, las secuelas que pueden quedar son muy graves, entre ellas están problemas de audición, shock tóxico por streptococcus, hospitalización, ingreso a Unidad de Cuidados Intensivos y fiebre reumática, pero se debe concientizar a la población pues puede causar la muerte en el peor de los casos”, concluyó Rojas.