Los destinos más devotos del país

Foto cortesía

COLOMBIA se ha posicionado como uno de los fuertes destinos también en turismo religioso. Y, para la Semana Santa, toman fuerza algunos lugares que por su representatividad espiritual o rituales concitan, año tras año, la atención de miles de personas tanto nacionales como extranjeros.

Hacer una clasificación de estos lugares no es tan fácil, pero con base a las reservas que hacen los turistas, Booking determina los sitios con mayor demanda para estos días de Semana Santa, donde se vive con mayor fervor la religiosidad católica.

1. Procesiones de PopayánLa ciudad es considerada “capital” religiosa del país tanto por su fervor como por sus procesiones, que fueron inscritas en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en septiembre de 2009 y declaradas patrimonio cultural de la nación mediante la Ley 891 de 2004. La conmemoración de la Semana Santa Santa incluye solemnes y multitudinarias procesiones que se vienen realizando ininterrumpidadamente desde el siglo XVI, desde la noche del Viernes de Dolores hasta la del sábado santo.

En estas procesiones están presentes imágenes de madera talladas por las escuelas artísticas de Sevilla, Granada, Andalucía, Quito, Italia, Francia y Popayán. Las efigies sobre andas o muebles con aditamentos especiales, como plataformas de madera con barrotes cargables, permiten representar los diferentes episodios narrados en los Evangelios, relativos a la pasión, Crucifixión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Cada representación es llamada "paso" y es llevado sobre los hombros de los denominados cargueros por las calles, en un recorrido trazado en forma de cruz latina desde tiempo de la conquista, de alrededor 2 Km que incluye las principales iglesias y templos del centro de la ciudad. Estos desfiles se realizan entre las 20.00 y las 21:00 horas de martes a sábado santo.

Cortesía

2. Monserrate, Bogotá.  Es el cerro más conocido de los cerros orientales en Bogotá y más durante las fechas de Semana Santa, en las que los peregrinos y devotos del altísimo se reúnen en este pico montañoso para pedir sus mayores deseos y hacer sus promesas de fe. Su nombre es en honor a "Nuestra Señora de Monserrate" que se encuentra en un monte cerca de Barcelona, España. Este es de los destinos turísticos más visitados por los capitalinos y turistas de la ciudad debido a la historia, los ritos y milagros que muchas personas le atribuyen.

3.  Iglesia de las lajas, Nariño.  Santuario de estilo gótico conocido como “Un milagro de Dios en el abismo”, es un orgullo de la ingeniería debido a su construcción sobre el cañón del río Guáitara, cerca de Ipiales, en el lugar donde, según la leyenda, la indígena María y su hija tuvieron la aparición de la virgen. Está entre las principales iglesias de Colombia y es una de las más importantes e impactantes para los devotos.

 4. Basilica del Señor de los Milagro, Buga, Valle del Cauca. Es uno de los templos más visitados por los turistas en Colombia. Allí millones de visitantes llevan año tras año sus oraciones y peticiones al milagroso de Buga. Además de ser un lugar donde se respira santidad y paz, su estilo colonial es cautivador para sus visitantes y más en Semana Santa donde todos sus peregrinos se reùnen para honrar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

5. Basílica de Nuestra Señora del Rosario, Chiquinquirá. Este majestuoso lugar está ubicado en el municipio de Chiquinquirá en el departamento de Boyacá y es referente de turismo religioso en el país.  Las primeras construcciones de la iglesia se hicieron en el siglo XVII es toda una reliquia arquitectónica y es un destino imperdible pues es el hogar de la Virgen de Chiquinquirá, patrona y reina de Colombia, de la ciudad de Maracaibo, del Estado Zulia en Venezuela, y de la ciudad de Caraz, en el Departamento de Ancash en Perú. Esta basilica es una parada obligatoria a la hora de viajar en Semana Santa.

6. Recorrido de iglesias, Mompox. Pueblo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se caracteriza por su arquitectura colonial y el turismo religioso que se puede hacer durante la Semana Santa. Es punto de encuentro para miles de católicos durante estas fechas ya que cuenta con múltiples y pequeñas iglesias distribuidas por todo el Centro Histórico de Mompox, son espacios donde se puede respirar tranquilidad y se siente en el aire la conexión con lo sagrado

7. Penitentes en Santo Tomás. En el Atlántico hay dos municipios que destacan por sus celebraciones de Semana Santa.  El primero de ellos es Sabanalarga, que cuenta con los rituales religiosos que solo se aprecian allí como la obra teatral sobre la pasión de Jesús, tradición que se celebra desde hace más de dos décadas el martes Santo y la procesión del Santo Sepulcro, el viernes, donde se marcha con el Misereré, un paso tradicional del municipio frente a aproximadamente 40 mil asistentes, que consiste en dar dos paso hacia adelante y uno hacia atrás.

Entre tanto en Santo Tomás se realiza la insigne tradición de que quienes han pedido milagros y dan como recompensa un sacrificio. Se les conoce como mandas de los centuriones, las dolorosas, las verónicas y los nazarenos, quienes se caracterizan por cargar una cruz durante el recorrido. También está la procesión de los flagelantes que si bien no es parte de la programación oficial dela iglesia Católica, se realiza por sus calles con personas que como sacrificio se dan látigo buscando la expiación de sus pecados.