Choque Petro-Fajardo por voto en blanco

Foto Montaje El Nuevo Siglo

Este fin de semana Wikileaks reveló unos nuevos cables. Uno de ellos alude a la conversación que sostuvieron el exgobernador Sergio Fajardo y un funcionario estadounidense de cara las elecciones presidenciales de 2010, en la que afirma que no se uniría a ningún frente electoral en contra del entonces presidente Álvaro Uribe porque mantenía buenas relaciones con él y con funcionarios de gobierno, como José Obdulio Gaviria, hoy senador de la República.

A pesar de esa cercanía, Fajardo dice que una alianza con Uribe es imposible porque este “no tolera su independencia”.

El senador Gustavo Petro aprovechó la información para criticar a su rival en las elecciones del año anterior.

“Un frente no antiuribista significa la aceptación del proyecto económico que Uribe, Santos y Pastrana han construido los últimos 20 años: el extractivista, el que prioriza sacar minerales fósiles y oro, y que minimiza la producción y por tanto el empleo”, afirmó Petro, quien volvió a criticar la decisión de Fajardo de votar en blanco en la segunda vuelta presidencial. “Es indudable que la invitación de Fajardo a votar en blanco, que impactó en 1 millón de sus electores que votaron Duque y medio millón en blanco, le entregó la presidencia al uribismo. Esa era su misión. Impedir la derrota de Uribe y el cambio del país”, señaló.

Fajardo, excandidato presidencial de la Coalición Colombia, dijo que Petro “todavía no ha podido digerir que no ganó las elecciones y piensa que la razón por la que no ganó fue por culpa mía. Él no ha podido entender lo que ha pasado en el país, sigue avanzado en la polarización, en una cantidad de agresiones e insultos”, afirmó, recordando que “expliqué por qué votaba en blanco, por qué no estaba de acuerdo” con Duque ni con Petro.

En relación con la información de Wikileaks, Fajardo afirmó que “ese cable dice lo que yo he dicho todas las veces de mi vida desde hace muchos años. Yo no soy uribista ni antiuribista. Nosotros tenemos que romper con esa idea en donde la vida solo puede ser estar con Uribe o en contra de Uribe. Respetamos a las personas, discutimos sobre las ideas”.

“Yo sigo avanzando por el mismo camino. No caigo en la trampa de salir a agredir, a decir mentiras sobre el uno y el otro. Nosotros vamos avanzando en un país que necesita reconciliarse, estos extremos han hecho un daño grande”, agregó.