Off the record

Foto Diana Rubiano - El Nuevo Siglo

No hay margen

Aunque desde distintos sectores se ha insistido en que el Gobierno se equivocó al no haber realizado una profunda socialización del proyecto de reforma tributaria y de gasto social, lo que habría evitado la rebelión casi general de las bancadas contra la iniciativa, en la Casa de Nariño se tiene la certeza de que la oposición habría sido la misma, ya que en el fondo lo que existe es un problema político más que un debate  impositivo. Es más, pese a que en los corrillos políticos se afirma que el presidente Iván Duque estaría pensando en citar a todos los jefes de bancada para tratar de lograr un consenso que destrabe el proyecto, en fuentes oficiales se replica que esa maniobra ya no tendría mayor efecto a estas alturas del partido, pues las posturas de la mayor parte de los partidos son muy radicales frente al actual articulado.

¿Carta de cacaos?

Los más importantes dirigentes empresariales del país estarían contemplando la posibilidad de enviar una carta abierta al Congreso en la que le expondrían a los parlamentarios las razones por las que es urgente que se apruebe una reforma tributaria que garantice la financiación de los subsidios y demás alivios sociales y económicos necesarios para atender a los millones de familias más golpeadas por la pandemia. En la misiva, según trascendió, los voceros de los emporios empresariales harían un recuento del costo de la carga tributaria sobre los grandes capitales y la actividad productiva. Uno de los aspectos que más recalcarían sería el relativo a la baja cantidad de personas naturales y jurídicas que declaran y pagan impuestos en Colombia, en comparación con el resto países de Latinoamérica.

Zuluaga se lanzará

En las toldas del uribismo se afirma que con el pasar de las semanas la posibilidad de que el exministro y excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga lance su aspiración a la Casa de Nariño es cada vez más cercana e incluso algunos parlamentarios sostienen que será en junio cuando se confirme que entra al juego proselitista uno de los pesos pesados. Paralelo a ello continúan creciendo las voces que sostienen que el Centro Democrático no debería repetir el esquema de 2017 en torno a realizar una serie de encuestas eliminatorias para escoger su candidato presidencial, sino que de cara a 2022 lo mejor sería citar una convención cerrada de la colectividad en donde los delegados sean los que voten por el ramillete de precandidatos y que haya humo blanco ese mismo día.

No más reformas

La reforma laboral integral no será presentada por este Gobierno. Esa es una realidad que, según lo confirmó un parlamentario de la coalición oficialista, ya se puede dar por sentada. Los cálculos sobre el margen político que le queda a la administración Duque para sacar adelante en el Congreso grandes proyectos y reformas, en los quince meses de mandato que le restan, son tan pesimistas que se afirma que después de salvar, si es que es posible, el apretón tributario, ya la Casa de Nariño deberá resignarse a que su agenda parlamentaria de amplio espectro no tendrá futuro alguno. Con la laboral también se archivarán otras reformas pendientes como la política, judicial, pensional y ambiental.