Off the record

Foto AFP

Dictadura y covid

Para nadie es un secreto que la comunidad internacional no le da ninguna credibilidad al régimen dictatorial de Nicolás Maduro en cuanto al impacto de la pandemia en ese país. De hecho ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización Panamericana de la Salud (OPS) confían en las cifras que el gobierno chavista reporta sobre contagios y muertes por el covid-19. De acuerdo con el Palacio de Miraflores, esa nación, que tiene alrededor de 30 millones de habitantes, tiene luego de quince meses de emergencia sanitaria un acumulado de 210.116 contagios de coronavirus y 2.320 muertos. La oposición, sin embargo, sostiene que el número de infectados y decesos es mucho más alto pero el régimen esconde las cifras, a lo que se suma un alto subregistro por cuenta de un sistema de salud deficiente y quebrado.

1,1% de vacunados

En cuanto a la vacunación, el gobierno chavista dice que ha recibido hasta el momento 1,4 millones de dosis de vacunas anticovid, un monto muy bajo frente a una población de 30 millones de habitantes. Esos biológicos son de la marca Sputnik V, desarrollados por Rusia, y de Sinopharm, donados por China. En la oposición, como se dijo, no le creen nada a Maduro. De hecho, el comisionado presidencial para Relaciones Exteriores, Julio Borges (designado por Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela reconocido por medio centenar de gobiernos), señaló ayer que el jefe del régimen dictatorial es el principal responsable de que cada día sigan muriendo más venezolanos por coronavirus. “Venezuela apenas ha vacunado contra el covid al 1,16% de la población, estamos entre los 3 países con menor número de vacunados del continente”, dijo Borges. Culpó a Maduro de no negociar vacunas a tiempo, politizar el acuerdo con el Covax y mentir sobre las vacunas Sputnik V.

A 300 y 600 dólares

Pero no es la única acusación contra el régimen. El diputado opositor representante de los pueblos indígenas del occidente del país, Virgilio Ferrer, médico de profesión, no solo condenó el crecimiento exagerado del covid-19 en el país, sino que acusó al gobierno de dar largas al plan masivo de vacunación de la población adulta. Incluso denunció que se está investigando la presunta comercialización de vacunas en 300 y 600 dólares. “Es dantesco y grotesco como sacan los cadáveres, que los lanzan por las escaleras, esto no es un invento porque fue registrado por las redes sociales. Los hospitales no tienen oxígeno, las infraestructuras están caídas. Este es un genocidio sostenido y constante que comete el régimen, al no atender esta situación”, aseguró el parlamentario zuliano.

Johnson y Sputnik Light

¿Y ahora qué? El miércoles a través de la OPS se informó que Venezuela puede recibir en junio vacunas anticovid de Johnson & Johnson a través del mecanismo global Covax. Esto luego de que el gobierno hizo nuevos pagos para obtener los primeros lotes de biológicos, por un monto de 18 millones de dólares. La ventaja de la vacuna de Johnson & Johnson es que es de dosis única y no requiere refrigeración extrema. Ya Maduro había anunciado esta semana que esta vacuna es "bastante buena", tras señalar que llegará otro cargamento de la Sputnik Light. "Con una sola dosis eso va a facilitar la vacunación de millones de venezolanos", afirmó el mandatario, que estimó que el 70% de la población estará vacunada en agosto, una promesa que pocos creen.