Estos son nuevos focos de inversión minera

Foto cortesía

Minerales como esmeraldas, cobre y carbón, serán las mejores opciones de inversión en el sector, de acuerdo con un informe de Backer Mckenzie en Colombia.

No en vano la Superintendencia Financiera de Colombia el panorama económico es positivo para el país gracias a la baja de las tasas del Banco de La República y la reducción de la inflación que se mantiene controlada y es el indicador que más estímulos despierta en inversores y consumidores. El sector minero no es ajeno a este buen ambiente, por lo que se prevé un incremento en la inversión en este sector de la economía nacional.

“Aunque la industria minera tuvo años bastante difíciles, hoy en día las empresas han vuelto a reportar ganancias para sus accionistas y vuelven a evaluar inversiones en proyectos exploratorios. Por otro lado, hay empresas que han logrado consolidarse y proyectan adquirir a sus competidores durante esta fase de reorganización del mercado minero. Un ejemplo de ello fue la megafusión entre Newmont y Goldcorp, donde se creó la empresa aurífera más grande del mundo”, señala Nicolás Arboleda, líder del área de Minería de la multinacional de servicios legales Baker McKenzie en Colombia.

Recuperación

Ante estas señales de recuperación, se proyecta una mayor actividad de la industria minera en el desarrollo de nuevos proyectos, así como en las fusiones y adquisiciones. En cuanto a las mejores opciones de inversión en el sector minero colombiano en los próximos 4 años, se encuentran minerales como las esmeraldas, el cobre, el carbón metalúrgico y el oro.

“Países como Brasil, Afganistán y Zambia son grandes productores de esmeraldas, mientras que la calidad de este mineral en Colombia sigue siendo de las mejores del mundo y por lo tanto, su precio es diferencial. Cada día hay más jugadores internacionales que desean formar parte de este negocio, se trata de empresas listadas en bolsas internacionales que han hecho inversiones en este sector. Por su parte, el carbón metalúrgico colombiano, (más conocido como carbón coque) es de la más alta calidad y se encuentra en grandes cantidades en el interior del país. Aunque la demanda de este mineral es muy atractiva, Colombia ha perdido competitividad dada la restricción en materia logística para transportarlo hasta los puertos”, señala Arboleda.

Alternativas

Frente a la perspectiva de inversión de materiales como el cobre y el oro, el abogado y consultor agrega: “El cobre es un sector en desarrollo en el país, pues la producción no es mayor a las 10 mil toneladas al año, a diferencia de países como Perú y Chile, líderes de la región en este mineral. Se estima un aumento en la demanda del mineral jalonado por el mercado chino. Por su parte el oro se mantiene como el mineral más apetecido por muchos inversionistas y hoy en día el país cuenta con varios proyectos de talla mundial que van a triplicar la producción colombiana de este mineral en los próximos años, lo cual atraerá más inversión en el país”.

Además de tener importantes oportunidades de crecimiento, la industria minera también debe enfrentar una serie de retos para ganar mayor productividad en el mercado nacional. El primero y más grande, es cambiar la percepción negativa que tiene el sector, por asuntos ambientales en la operación que alegan la mayoría de sus detractores. Por otro lado, la gestión de comunidades, las consultas previas y populares, así como la demora en la obtención de licencias ambientales, la minería ilegal y criminal, entre otros, debilitan el ejercicio de una minería responsable y sostenible.

“Es importante reconocer los grandes beneficios que la minería ha generado para el desarrollo de las comunidades, en materia de empleos, tecnificación, pago de regalías, entre muchos otros. Por esta razón, es imperativo que las empresas mineras manejen efectivamente todos los asuntos que implica la labor minera a nivel nacional y global, aceptando los requerimientos para operar en este y otros países” puntualiza Arboleda.

A través de estos nuevos focos de inversión será posible impulsar el crecimiento de la industria minera, gracias al potencial del país al contar con varios espacios inexplorados, los cuales pueden hacer del sector un líder en la explotación de minerales y metales.

De acuerdo con la Viceministra de Minas, Carolina Rojas Hayes, aspectos como el aumento de la producción, la diversificación de la matriz de minerales y una mayor legalidad en la industria son las metas del sector minero en los próximos 4 años, claves para generar una mayor rentabilidad.