Gobierno rechazó la adjudicación del dominio “amazon”

Foto AFP.

Que “rechaza firmemente” la decisión de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (Icann) de conceder el dominio de primer nivel “.amazon” a la empresa Amazon Inc. de forma exclusiva, informó ayer el Gobierno a través de un comunicado de la Cancillería.

El Ejecutivo nacional lamentó, en particular, que se haya acordado una solución mutuamente aceptable entre la empresa y los países de la región amazónica.

La decisión se tomó hace ya una semana, para disgusto de varias naciones suramericanas que bordean la selva amazónica y que han luchado contra el grupo estadounidense durante siete años.

La Icann, agencia estadounidense que administra el sistema de direcciones de Internet, dijo que el gigante tecnológico tiene derecho a utilizar su nombre, con sus variantes, a pesar de las protestas de varios países, entre ellos Colombia.

Según la Cancillería, a lo largo de este proceso, que inició en 2012, Colombia y los demás países amazónicos han manifestado su firme rechazo a cualquier pretensión de apropiación por parte de terceros de los nombres geográficos de los Estados o subregiones que hacen parte de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), sin su debido consentimiento, tal y como ha quedado consignado en dos declaraciones hechas por los Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Miembros de la OTCA; la primera, del 3 de mayo de 2013, y la segunda, del 1 de diciembre de 2017, así como en dos comunicaciones que los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en nombre del Gobierno colombiano, enviaron a la Junta Directiva de Icann, el 29 de octubre de 2018 y del 4 de marzo de 2019. En la búsqueda de una solución mutuamente aceptable, los gobiernos de los Estados amazónicos propusieron fórmulas de arreglo jurídico y técnicamente viables. No obstante, todos estos esfuerzos fueron rechazados por la compañía, lo que hizo imposible llegar a un acuerdo.

Colombia, anotó la Cancillería, considera que la última resolución, emitida por la Junta Directiva de Icann -una corporación sin ánimo de lucro de Derecho Privado con sede en California- vulnera claramente el modelo de Múltiples Partes Interesadas (sector público, sector privado y expertos técnicos) que debe guiar la gobernanza del Internet. La decisión no tiene en cuenta los intereses legítimos de los Estados y se constituye en un precedente negativo para el desarrollo de un Internet seguro, estable e interoperable en el futuro, en el que situaciones similares podrían presentarse con otras regiones geográficas alrededor del mundo. Por lo anterior, Colombia evaluará todas las opciones disponibles para que Icann reconsidere su decisión y, de esta forma, sean tenidos en cuenta los intereses de los países amazónicos sobre la gobernanza del dominio “.amazon”.

En marzo, la Cancillería brasileña declaró que “debido a su inseparable relación semántica con la selva amazónica, esta área no debería ser de ninguna manera el monopolio de una empresa”.

La Icann había advertido que, en ausencia de un acuerdo entre la empresa y los países que cuestionan esta solicitud de nombre de dominio, tomaría su propia resolución.

Y, de hecho, la organización ha decidido procesar normalmente la solicitud del grupo tecnológico estadounidense de disponer de nombres de dominio ".amazon" y sus variantes.

La decisión quedará firme tras un período de 90 días durante el cual las partes interesadas pueden enviar sus comentarios a la Icann.

La Icann tiene en cuenta que la empresa se comprometió a no usar los nombres de dominio ".amazon" en un contexto relacionado claramente con la Amazonia y a permitir a los países amazónicos la utilización de varios nombres de dominio derivados “con fines no comerciales” y para mejorar la visibilidad de esta región amenazada.

La Cancillería brasileña lamentó el lunes la decisión del Icann y sostuvo que “teme” que “no tiene suficientemente en cuenta el interés público definido por ocho gobiernos, en particular la necesidad de defender el patrimonio natural, cultural y simbólico de los países y pueblos de la región amazónica”