No se extraditará a 'Santrich': JEP

El excabecilla de la desmovilizada guerrilla de las Farc, alias Jesús Santrich, no será extraditado a Estados Unidos porque las pruebas que presentó la justicia norteamericana y las allegadas por la Fiscalía colombiana no permiten establecer si el presunto delito de narcotráfico que se le imputa al exguerrillero se cometió antes o después del primero de diciembre de 2016. 

Así lo acaba de definir la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), que además ordenó la liberación inmediata de Santrich, que se encontraba detenido desde hace más de un año en virtud de una orden de captura con fines de extradición, emitida por la Fiscalía.

Por su parte, 'Santrich', hace pocos minutos se pronunció desde La Picota y dijo que "la decisión ha sido la estocada final del montaje que hizo el Departamento de Estado contra mi y espero que el Gobierno, Fiscalía y Procuraduría respeten el fallo de la Jurisdicción y no se vayan a dar acciones de hecho". (Si está viendo esta nota en el celular, haga clic en "Listen in browser" para escuchar aquí su declaración)

 

Aunque hace pocos minutos se conoció esta decisión,que venía siendo urgida a la JEP desde hace varios meses por el gobierno Duque, Procuraduría, Fiscalía y múltiples sectores del país, ya en las redes sociales empezaron varios dirigentes políticos a reaccionar a la noticia. Para algunos, la JEP estaría blindando a partir de esta decisión a todos los ex desmovilizados que hayan reincidido en el delito. Para otros, la no extradición de Santrich pone a salvo el proceso de paz ya que su envío a Estados Unidos habría creado una crisis en la implementación del Acuerdo. 

No se sabe todavía cual será la reacción del gobierno norteamericano que en repetidas ocasiones en los últimos meses había insistido en que el expediente contra Santrich y otros colombianos por una operación de intento de envío de 10 toneladas de cocaína era suficientemente sólido para justificar su extradición, sobre todo porque se cometió después de diciembre de 2016. 

El presidente Iván Duque había indicado, también insistentemente, que si la JEP determinaba que el delito imputado a 'Santrich' se cometió después de esa fecha, su caso debería pasar de inmediato a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, y si esta instancia lo consideraba viable, el Gobierno autorizaría la entrega de la excabecilla a la justicia estadounidense. 

La decisión de la JEP, de hace pocos minutos, va en contravía de lo que había conceptuado hace algunas semanas la Procuraduría, según la cual revisado el expediente presentado por EU y las pruebas de la Fiscalía local quedaba claro que sí hubo reincidencia en el delito por parte de Santrich y, por lo tanto,  debía perder todos los beneficios previstos en el Acuerdo de Paz y su caso pasar a la justicia ordinaria. Es decir, en el caso de extradición, a la Corte Suprema de Justicia.

“Existen elementos de juicio suficientes para considerar que los hechos no se dieron con causa, ocasión o en relación directa o indirecta con el conflicto armado, descartándose que se tratara de un delito de ejecución permanente”, señaló en su momento la Procuraduría.

El procurador Fernando Carrillo Flórez señaló que la extradición es un importante “instrumento de cooperación judicial internacional”, que tiene como fundamento el interés de los Estados por evitar la impunidad.

Debate político

La no extradición de 'Santrich' ahondará el debate político de las últimas semanas en torno a las reformas a la JEP. Como se recuerda una de las 6 de objeciones que el presidente Duque presentó a la ley estatutaria de la Jurisdicción iba dirigida, precisamente, a que la justicia transicional no se convirtiera en un obstáculo para la aplicación de la extradición a los desmovilizados que hubieran reincidido en delitos después de diciembre de 2016. Si bien es cierto que la Cámara rechazó las objeciones, en el Senado, el Gobierno insistió en que por lo menos fuera aprobada la relativa al tema de la extradición, pero en medio de un complicado debate, al final la plenaria de esa Corporación no tomó ningún tipo de decisión al respecto. Así las cosas, el expediente de las objeciones fue remitido ya a la Corte Constitucional, donde se espera que el Alto Tribunal haga un nuevo pronunciamiento sobre la exequibilidad de la ley estatutaria y si el trámite de los reparos de Duque a la norma fue bien realizado en el Parlamento. 

Por último, la esperada decisión de la JEP sobre el caso 'Santrich' se produce en momentos en que hay una gran tensión por cuenta de la cancelación de visas a Estados Unidos a altos magistrados de la Corte Constitucional y la Suprema de Justicia. Aunque se trató de relacionar este tema de las visas con presiones de EU a los altos tribunales, sobre todo en los asuntos relacionados con la extradición de los ex Farc, al final de cuentas a los magistrados de la Corte Constitucional les fueron restablecidos sus documentos y tanto el gobierno de Estados Unidos como el Duque negaron que se estuviera presentando algún tipo de presión a los máximos tribunales en asuntos relacionados con decisiones de la JEP.