Vuelven dos grandes directores a Cannes

Foto Agence France Press

EL FESTIVAL de Cannes comenzó  con la comedia de zombis Los muertos no mueren, de Jim Jarmusch, después de una ceremonia que sonó sobre todo en español, de la mano de Javier Bardem y Alejandro González Iñárritu.

Bardem y la actriz francesa Charlotte Gainsbourg declararon inaugurado el 72º Festival de Cannes, uno de los más ambiciosos de los últimos años con directores como Quentin Tarantino y Pedro Almodóvar en liza por la Palma de Oro. ¡C'est fait! (¡Está hecho!), gritó Bardem, tras dirigirse al público en español.

En el Gran Teatro de Lumières, Iñárritu, presidente del jurado, tomó la palabra también en español y recordó su primera vez en Cannes, hace 19 años, cuando presentó su ópera prima Amores Perros.

“Me siento como si fuera a comer frutas exóticas y deliciosas”, dijo Iñárritu a propósito de las 21 películas que verá en los próximos días para decidir junto al resto de miembros del jurado cuál de ellas se llevará la Palma de Oro.

“Haremos todo lo posible para encontrar la joya”, agregó el director en el escenario, donde una silla vacía con el nombre de Agnès Varda inscrito sirvió para rendir homenaje a la cineasta francesa fallecida en marzo.

Una lluvia de estrellas había cruzado poco antes la alfombra roja del Palacio de Festivales. Desde una elegante Julianne Moore, en verde, hasta Eva Longoria, con un escotado vestido rosa, pasando por las espectaculares modelos brasileñas Alessandra Ambrosio e Izabel Goulart.

Cerró el desfile el reparto de Los muertos no mueren, con Bill Murray, Adam Driver y Tilda Swinton, y también Chloë Sevigny y Selena Gómez, que lucía un top tipo corsé en crudo.

La película se centra en una localidad donde empiezan a suceder cosas extrañas: la luna está omnipresente, los animales se comportan de forma inhabitual... Los habitantes comprenden entonces que los muertos están saliendo de sus tumbas para asesinarlos salvajemente. Es hora de la lucha por la supervivencia.

Destacada figura del cine estadounidense independiente, Jarmusch, es un asiduo de La Croisette, donde en 1984 se alzó con la Cámara de Oro por Extraños en el paraíso, y en 2005 con el Gran Premio por Flores rotas.

Su compatriota Quentin Tarantino, otro gran habitual de la muestra, presentará su esperada Érase una vez... en Hollywood, protagonizada por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, que actúan por primera vez juntos.

El español Pedro Almodóvar es otro de los grandes nombres del certamen. Con Dolor y gloria, protagonizada por Antonio Banderas y Penélope Cruz, aspira por sexta vez al máximo galardón.

También figuran el estadounidense Terrence Malick con su A Hidden Life, ambientada en la Segunda Guerra Mundial, y el británico Ken Loach y su drama social Sorry, we missed you.

Los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne, que como Loach tienen dos Palmas de Oro a sus espaldas, competirán con El joven Ahmed.

Cuatro mujeres en liza

De los 21 filmes en liza, cuatro han sido realizados por mujeres, entre ellas la austriaca Jessica Hausner y la franco-senegalesa Mati Diop, la primera directora negra que compite por la Palma de Oro en la historia de la muestra.

Además de Almodóvar, la otra película iberoamericana en la carrera por la Palma de Oro es Bacurau, dirigida por los brasileños Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles y que cuenta con Sonia Braga en su reparto.

Entre intérpretes y cineastas, La Croisette acogerá este año a varios gigantes del mundo de la música, como el británico Elton John, que presentará un documental sobre su vida, Rocketman, y el cantante de U2, Bono, con el documental 5B sobre la lucha contra el sida.

Y otro astro, pero esta vez del mundo del fútbol, se colará también en el certamen. El legendario Diego Maradona desfilará por la alfombra roja para presentar el documental del británico Asif Kapadia sobre sus años gloriosos con el Nápoles.

Una controversia incidió en el Festival en torno al actor francés Alain Delon, que recibirá una Palma de Oro honorífica por su carrera. El grupo feminista Mujeres y Hollywood le reprocha sus declaraciones “racistas, homófobas y misóginas2 pronunciadas en el pasado.

Los organizadores salieron en defensa de esta leyenda del cine francés, de 83 años, quien ha afirmado por ejemplo que la homosexualidad es “antinatural”: su presidente, Pierre Lescure, dijo al diario Libération que Delon “pudo decir un cierto número de afirmaciones pero tiene también un cierto número de acciones en su vida”. 

 

Últimos galardonados

2018: Un asunto de familia, de Hirokazu Kore-Eda (Japón)

2017: The Square, de Ruben Ostlund (Suecia)

2016: Yo, Daniel Blake, de Ken Loach (Reino Unido)

2015: Dheepan, de Jacques Audiard (Francia)

2014: Winter sleep, de Nuri Bilge Ceylan (Turquía)

2013: La vida de Adèle, de Abdellatif Kechiche (Francia)

2012: Amor, de Michael Haneke (Austria)

2011: El árbol de la vida, de Terrence Malick (Estados Unidos)

2010: El tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas, de Apichatpong Weerasethakul (Tailandia)

2009: La cinta blanca, de Michael Haneke (Austria)