Suben los precios y la producción del oro en Colombia

Grafico El Nuevo Siglo
La producción de mineral se incrementó 7% en el primer trimestre de este año y el gramo en el país llegó a $215.693, convirtiéndose en una alternativa de ahorro

______________

Con un incremento en la producción y un aumento de los precios internacionales, el oro de convirtió en el mineral de moda. De acuerdo con el Ministerio de Minas, el oro, con un incremento del 7%, se ubicó como uno de los minerales  de mayor crecimiento en su producción durante el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2019, pasando de 8,9 a 9,5 toneladas. De este modo, se reafirma la importancia que tendrá en la reactivación económica sostenible del país y que se va a convertir en un activo refugio para los inversionistas.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Minería, ANM, el aumento en la producción del oro se debe, principalmente, al buen momento de precios de este mineral, que recientemente ha alcanzado valores superiores a los U$1.760 la onza, el más alto en los últimos 7 años. A nivel interno, ayer el precio del gramo se encontraba en $215.963.

 

Aporte

Según la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, “las cifras demuestran que esta es una oportunidad de oro para Colombia. Los precios de este mineral, clave en la diversificación de la matriz minera, han tenido un incremento del 26% en el último año, lo cual representa oportunidades para la reactivación del empleo y de ingresos como las regalías, que se pueden traducir en obras, desarrollo e inversión social para el país y las regiones”, destacó la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.

Esta fuerte demanda del oro a nivel global, se debe también a que los inversionistas ante el impacto del Covid-19, están trasladando sus recursos hacia compras a futuro del metal. En analista en mercado del oro de Wall Street, Michael Kramer, comenta que “muy discretamente, los activos considerados refugio seguro se han ido disparando, y en algunos casos, hasta precios no vistos en años. El gran repunte de los activos como el oro se produce a pesar del repunte masivo observado en el mercado de valores. Aunque algunos inversores pensarán que la repentina subida del oro se debe a las expectativas de una fuerte inflación, parece más probable que el impulso del oro tenga más que ver con la seguridad que ofrece el metal precioso”.

 

El repunte

Por su parte el analista Pinchas Cohen del portal Investing.com, señala que “lo crean o no, los precios del oro han alcanzado niveles vistos por última vez en el año 2012. La reciente subida del oro comenzó en marzo, ya que los precios de las acciones y los activos de riesgo se estaban desplomando. Pero la fuerte subida del oro ha continuado a pesar del enorme repunte de los precios de las acciones desde los mínimos de marzo. El movimiento parece tener más que ver con los inversores que buscan seguridad que con la subida de la tasa de inflación derivada de las enormes medidas de expansión cuantitativa de la Fed”.

 

El refugio

Asimismo, el analista señala que “el oro registraba máximos de siete años y medio ayer, después de que la Fed advirtiera a los inversores de que las acciones podrían descender si la pandemia del coronavirus empeora”.

¿Por qué un refugio seguro incondicional y una serie de activos de riesgo iban a fortalecerse al unísono? El debilitamiento del dólar frente a las monedas vinculadas a las materias primas ha allanado el camino hacia un repunte del oro, incluso cuando las acciones se vieron impulsadas.

Señala el investigador que “aunque el metal precioso está al alza por sexto día consecutivo, es una brecha tras un avance tan largo puede ser el posicionamiento principal para un retroceso, al menos de acuerdo con los principios del análisis técnico”.

Asegura que sin embargo, ahora el mineral tiene un segundo objetivo de precio más ambicioso fijado en US$1.945.

 

Otros minerales

Entre tanto, el níquel, mineral necesario para la fabricación de acero inoxidable, entre otros, pasó de 22,7 millones de libras durante el primer trimestre de 2020, a 20,6 millones de libras del mismo periodo en 2019, lo que representa un aumento del 10,3%.

Por su parte, la producción de los materiales para construcción cerró en 1,6 millones de metros cúbicos durante el primer trimestre de 2020, frente a los 900 mil m3 del mismo periodo de 2019, lo que se debe a una mayor coordinación entre las empresas y la autoridad minera para el pago oportuno de regalías y, por ende, en el reporte de su producción.

El carbón, por el contrario, tuvo una disminución en su producción del 7,2%, con 19,4 millones de toneladas en el primer trimestre de 2020, frente a 20,9 millones de toneladas en el mismo periodo de 2019.

“La caída de los precios que viene registrándose desde el año 2019, además de la reducción de las operaciones de algunas compañías como medida preventiva por la contingencia del covid-19, son las causas principales de la disminución de la producción de carbón durante este primer periodo”, explicó la presidente de la Agencia Nacional de Minería, Silvana Habib Daza.

Dado este panorama, el Gobierno Nacional ha realizado un acompañamiento permanente a la industria del carbón, insumo básico para las plantas térmicas de generación de energía eléctrica, y para otras industrias como la fabricación de acero y cemento. De igual manera, este sector es fundamental para la generación de empleo, inversión e ingresos económicos.

 

Aportes a regalías

Las empresas mineras aportaron $518 mil millones en regalías durante el primer trimestre del año, según el reporte de la ANM. El carbón sigue siendo el mineral de mayor participación en el aporte de regalías con un 79%, seguido del níquel con el 10%, el oro con el 9%  y el 2% otros minerales.

Los aportes de minerales como el oro y el níquel aumentaron un 38% y 40%, respectivamente, confirmando los avances del sector en la diversificación minera. En los últimos dos años, la minería le ha aportado al país cerca de 5 billones de pesos en regalías.

Además, el sector minero genera 350 mil empleos directos y cerca de un millón de empleos indirectos, lo que lo ubica como uno de los renglones clave para la reactivación económica del país con el posible desarrollo de nuevos proyectos, con altos estándares técnicos, sociales y ambientales, en beneficio de los colombianos.