Off the record

Foto Diana Rubiano- El Nuevo Siglo

Sigue en la mira

En la frontera de Colombia con Venezuela continúan las versiones sobre los duros enfrentamientos de las disidencias y las reincidencias de las Farc, que llevan más de tres meses en fuertes combates e incluso ese habría sido el escenario en el marco del cual hace dos semanas asesinaron, presuntamente, a ‘Jesús Santrich’, en territorio del vecino país. Sin embargo, no todos los sectores creen en esa versión e incluso trascendió que en la inteligencia militar colombiana ‘Santrich’ continúa en la lista de los “objetivos de alto valor estratégico”, ya que no hay pruebas certeras de que haya sido abatido. Incluso se maneja la hipótesis de un posible ‘montaje’ de las reincidencias de ‘Iván Márquez’ para hacer creer que el cabecilla murió y disminuir la presión de las millonarias recompensas por su captura, más ahora que tiene extradición autorizada a EU.

Muebles y expresidentes

Un veterano analista político, hoy ya retirado aunque opinante de vez en cuando, le envió un mensaje a esta sección, indicando que en Colombia hay frases que han hecho carrera y que de tanto repetirse “se traen a colación a cada rato, pero que si se analizan con detenimiento y perspectiva, uno se da cuenta de que no tienen razón alguna”. Puso como ejemplo, la manida premisa de que en Colombia los expresidentes son “como muebles viejos, que nadie sabe dónde ponerlos porque en todas partes estorban”. Según el citado analista, que pidió la reserva de su nombre, “… esa frase la tenemos de cabecera, pero no entiendo por qué: si los muebles viejos uno los puede vender, desechar o sacar de la sala y mandarlos al cuarto de san alejo, cuando llegan los nuevos… Lo que habría que preguntarse es otra cosa: ¿No será que los liderazgos en Colombia no se renuevan rápido y no es tanto que los expresidentes se quieran quedar, sino que sus partidos, al no tener a nadie más que recoja banderas, no los quieren dejar ir ni sacarlos de la sala”. 

Defensa de Esmad

La senadora uribista María del Rosario Guerra no solo salió en defensa del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), sino que pidió su fortalecimiento. Según la congresista, esta unidad es clave para hacer frente al vandalismo, el caos, el terrorismo urbano, el desorden y la destrucción. Recalcó que sus 4.000 hombres y mujeres han sido claves para levantar 2.659 bloqueos viales y controlar 1.195 disturbios. Recordó que Colombia no es el único país que cuenta con un escuadrón como el Esmad. Japón, Italia o Hong Kong, por mencionar algunos, también  tienen grupos móviles o unidades antidisturbios. 

Cámaras en cascos

“No es un grupo de políticos de izquierda, influencers, líderes de opinión e incluso periodistas los que a través de las redes sociales juzguen el actuar del Esmad, cuando deberían ser prudentes y cautos, y dejar que la justicia haga su trabajo, evitando así avivar más el caos y la violencia en las calles”, dijo Guerra. Planteó, incluso, que es imperativo mejorar el equipamiento del Esmad, integrando cámaras de videos en los cascos que permitan no solo transmitir en tiempo real, sino conocer la ubicación y movimientos del uniformado durante cada intervención, eso en caso de alguna investigación. También pidió revisar el equipo de protección (trajes, guantes, cascos, escudos blindados) para reducir los riesgos de lesiones. “Hay que garantizar su integridad, pero también transparencia en su actuar”, precisó.