Off the records

Cortesia

Embajada en EU

La posibilidad de producir un relevo en la embajada de Colombia en Washington, de donde saldría el ex vicepresidente Francisco Santos, tiene dividido al uribismo. De un lado, están los sectores que consideran que el titular de la delegación diplomática ya está muy desgastado y es normal que se plantee su relevo, sobre todo ante las prevenciones que existirían contra él en el Departamento de Estado y la propia Casa Blanca. Y, en la otra orilla, están quienes consideran que Santos, más allá de las polémicas puntuales, ha realizado una buena labor y ello queda comprobado en, por ejemplo, que el gobierno Biden haya pedido al Congreso, en el proyecto de presupuesto para el próximo año, aumentar la ayuda a Colombia, llevándola a 453 millones de dólares. Incluso no se descarta que haya presión de algunos sectores uribistas que están viendo que acaba el Gobierno y nada que les nombran a nadie.

¿Próximo gobierno?

Tampoco faltan los que consideran que faltando catorce meses para acabar el mandato Duque no es necesario plantear un cambio de embajador en Washington, ya que el beneplácito podría demorar de dos a tres meses, es decir que el nuevo titular diplomático se estaría posesionando hacia agosto o septiembre, a menos de once o diez meses de que se acabe este Gobierno. Pero no es una postura que se escucha solo en el uribismo. Un congresista de la coalición gubernamental sostuvo que a “Pacho” lo han querido cambiar desde el mismo momento en que lo nombraron (a finales de 2018) y “… nunca lo hicieron, ni siquiera cuando se metió en polémicas y menos cuando presentó la renuncia a comienzos del año pasado”. Precisó que el nuevo embajador de Colombia en EU es “… un tema que Duque debería dejarle ya al próximo Presidente primando una visión de Estado”.

Defensa azul

El presidente del Directorio Nacional Conservador, exsenador Omar Yepes Alzate, salió en defensa ayer de la orden del Gobierno de ordenar a las Fuerzas Militares ayudar a alcaldes y gobernadores para desbloquear vías y recuperar el orden público. “Reformas a la Policía y suspensión de la figura de la asistencia militar promueven quienes pretender maniatar la fuerza pública y de esa manera facilitar la tarea de los que perturban el orden público y atentan contra la seguridad ciudadana”, precisó el dirigente conservador. También insistió en que “… No se puede pretender colocar al Gobierno contra la pared. Si se lo pretende, el Gobierno no puede dejarse, no lo puede aceptar. Las reclamaciones deben ser respetuosas y racionales y entenderse que hay líneas que no se pueden cruzar. Hay asuntos innegociables”, precisó Yepes.

“Educación emocional”

El senador de La U, José David Name, y un grupo de parlamentarios radicaron un proyecto de ley que crea e implementa la cátedra de educación emocional en los niveles preescolar, básica y media, en concordancia con el proyecto educativo institucional PEI de todas las instituciones educativas del país. Explicó que la propuesta fue construida con el apoyo del Programa de Desarrollo Psicoafectivo y Educación Emocional- Pisotón de la Universidad del Norte, referente académico en temas de educación emocional a nivel nacional e internacional y el Observatorio de la Gestión Educativa de la organización Empresarios por la Educación (ExE).