Alianza de Argos y BBVA para apoyar a proveedores

Cortesía

Grupo Argos y sus empresas, Cementos Argos, Celsia y Odinsa, diseñaron una línea de confirming sostenible para sus proveedores en alianza con el BBVA, que les permitirá descontar sus facturas, mejorando su flujo de caja para afrontar con mayor flexibilidad el 2021.

Con este proyecto se pone a disposición de los proveedores un instrumento financiero con opciones más diversas y que se ajusten mejor a sus necesidades, pues les permite contar con capital de trabajo para operar, cumplir con sus obligaciones financieras y acceder a los beneficios de la bancarización. Alrededor del 84% de los proveedores del Grupo Empresarial en Colombia, hacen parte del segmento de las mipymes, que a su vez generan empleo para más de 110.000 colombianos.

De acuerdo con el presidente del Grupo Argos, Jorge Mario Velásquez, “nos llena de satisfacción haber podido estructurar con el BBVA un mecanismo que asegure liquidez y mejores costos de financiación a nuestros más de 9.000 pequeños y medianos proveedores del Grupo Empresarial Argos. Esta es una iniciativa para fortalecer el tejido empresarial, lo que a su vez se reflejará en mejores posibilidades de crecimiento y empleo”.


Le puede interesar: Fondos de capital privado buscan recuperar activos perdidos por pandemia


Por su parte Mario Pardo, presidente ejecutivo de BBVA, dijo que “esta línea de confirming sostenible que anunciamos con Grupo Argos se constituye en un hito muy importante en BBVA, ya que permite vincular a un gran grupo empresarial colombiano con los compromisos de sostenibilidad de cara a sus proveedores. El confirming sostenible es la mejor vía para reafirmar nuestro compromiso con las pequeñas y medianas empresas y así procurar la preservación y generación de empleo, además del desarrollo de prácticas sostenibles”.

Este beneficio se suma a las soluciones financieras que ha desarrollado el Grupo Empresarial Argos para impulsar el proceso de reactivación económica del país y que incluyó el anuncio sobre la adopción anticipada de la Ley Pago en Plazos Justos, como lo venía haciendo desde el segundo semestre del 2020.