Proyecto por $1.7 billones para rescate social

Hoy la Administración Distrital deberá radicar ante el Concejo de Bogotá, el Proyecto de Acuerdo que debe especificar un paquete de medidas por $1.7 billones que se destinarán a inversión en empleo y educación, especialmente para los jóvenes, las mujeres y las familias en pobreza de la capital y que se ha denominado, 'Plan de Cambio y Rescate Social para Bogotá'.

Habiendo advertido que estos recursos se redirigirán de algunas obras y proyectos que por ahora pueden esperar, de los cuales la alcaldesa López solo ha hecho mención de dos, ¿qué expectativas tienen algunos concejales con relación a este documento?

Aclarando que ayer la Administración Distrital radicó en horas de la tarde el decreto que habilita la posibilidad de presentar el proyecto de Acuerdo para la reactivación, y que por consiguiente el Concejo de Bogotá tendrá exactamente 40 días para discutirlo (tanto en comisión como en plenaria), El NUEVO SIGLO habló con varios cabildantes sobre las preocupaciones que surgen de este hecho por dos frentes: ¿dé dónde se obtendrá el dinero y habrá exceso de subsidios?

En una primera medida, de acuerdo con el concejal del Partido Conservador, Nelson Cubides, hay que aterrizar el monto exacto, “pues lo desconocemos. La Alcaldesa se refirió a $1.7 billones pero hemos escuchado otras cifras. Hemos oído que al parecer se van a hacer recortes en entidades y nos preocupa que ese recorte vaya a afectar algunos de los gastos que ya venían determinados y que permitirán la reactivación económica. La Secretaría de Hacienda sí le está solicitando a las distintas entidades y secretarías recortes pero lo que quisiéramos saber es si esos recortes responden a una armonización presupuestal o son para financiar ese proyecto” dijo Cubides.

Obras de infraestructura

Cubides además indicó que el Concejo estará muy pendiente de las obras de infraestructura de las que se recortará, “porque hacerlo es un arma de doble filo en la medida en la que, si bien implican la destinación inmediata de un recurso para reabastecer y entregar una oferta monetaria directa a la población, automáticamente se están limitando las oportunidades de empleo en mano de obra y si es una obra de movilidad pues ralentiza los tiempos de movilidad y por consiguiente de productividad”, finalizó diciendo.

A este respecto, la concejal del Centro Democrático, Diana Diago, sostuvo a este Diario que los temas de infraestructura se deben mantener, en la medida en la que generan empleo y reactivación económica, y que por el contrario, a la luz de estos nuevos recursos, deberán revisarse aquellas obras que no tienen un soporte jurídico, financiero y contable, tales como el Corredor Verde por la Carrera Séptima.


Le puede interesar: Presentan retos de Ley de Víctimas para otra década


“Ya el tribunal lo dijo claramente: el operador público no va porque no tiene un sustento claro en todo lo que te acabo de mencionar. En aquellos proyectos que no hay claridad, que de ahí se destinen las ayudas del rescate social. Pero los temas de infraestructura hay que cuidarlos. Sacar de los proyectos que ya tienen una viabilidad jurídica, técnica y financiera sería un error. Pero ese adefesio que quiere hacer la Alcaldesa por la Carrera Séptima, que se parece mucho a lo que quería hacer Enrique Peñalosa, no tiene viabilidad y debería sacar los recursos de ahí”, dijo con claridad la cabildante Diago.

Ojo a los subsidios

Por su parte, la concejal de la Alianza Verde, Lucía Bastidas, sostuvo a este medio que prefiere no hacerse ninguna expectativa, pues cuando se propuso el proyecto de descarbonización se supondría que sería integral y el resultado, de acuerdo con la cabildante, fue muy limitado frente a las expectativas que había.

Adicionalmente, la concejal refirió que hay que tener mucho cuidado con relación a cómo se plantearán los subsidios “las cantidades de recursos y qué obras no se van a realizar”.

“El anuncio que hizo la Alcaldesa me pareció interesante pero hay que revisar con muchísima atención el tema de los subsidios porque no pueden ser infinitos. Aquí lo más importante es la reactivación económica y que se den las garantías de seguridad y de control al vandalismo para que los empresarios puedan reactivar la economía. Por supuesto que necesitamos subsidios; por supuesto que necesitamos ayudar a los más necesitados, pero estos deben ser temporales. Lo importante es insertarlos en el aparato productivo de la ciudad y en eso debemos ser claros con la Alcaldesa”, sostuvo la concejal Bastidas.

Sobre este aspecto de los subsidios el concejal de Cambio Radical, Yefer Vega, también coincidió en que estos mismos deberán estar muy bien pensados “y tocará revisar el enfoque, la parte técnica y el costo-beneficio de sacar este proyecto adelante. Porque si es dar contratos por dar contratos a los jóvenes, pues habría que ver qué gana la ciudad con el tema”, le dijo a este medio el concejal Vega.

Y en esta misma línea el concejal de Colombia Justa y Libres, Emel Rojas, indicó que los $1.7 billones que se van a reasignar para asistencia social también tengan generación de empleo. “Hay gente que está necesitando un subsidio pero es clave que esas ayudas generen empleo. Necesitamos generar empleo en Bogotá, de lo contrario subsidiaremos, generando una dependencia de la gente cuando lo que se tiene que generar es empleo”,

Cupo de endeudamiento

Punto aparte, el concejal Rojas, llamó la atención sobre un hecho clave: ¿Qué pasó con el cupo de endeudamiento?

“Un problema que tiene este proyecto de Acuerdo es que antes de aprobarlo, tenemos que mirar qué pasó con el cupo de endeudamiento por $10.7 billones para más de 150 obras y sobre el mismo no se ha hecho el primer contrato de empréstito. ¿Vamos a destinar y a modificar del presupuesto de $1.7 billones sin haber ejecutado el cupo?” indicó Rojas.

Por último, de acuerdo con el concejal del Polo Democrático, Carlos Carrillo, “yo no tengo expectativas. Yo no espero nada de una Administración Distrital que decide una política pública al vaivén de la popularidad de la Alcaldesa. Esto salió de la reflexión que hizo la Alcaldesa después de que le dio covid, cuando salió a decirle a los jóvenes: 'estamos con ustedes' y a los dos días no solo les levantó el Esmad sino que incluso se atrevió a compararlos con las tomas paramilitares y guerrilleras. No espero nada. Por supuesto revisaremos el texto pero no espero nada del mismo” finalizó Carrillo.