Países en conflicto deben establecer oficinas de desaparecidos

Anadolu

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el martes, por iniciativa de Kuwait, su primera resolución sobre personas desaparecidas en conflictos, que llama a los estados a establecer oficinas de información y a hacer un relevamiento de los detenidos y los prisioneros de guerra.

El texto, aprobado por los 15 miembros del organismo, "llama a las partes interesadas en los conflictos armados a tomar todas las medidas apropiadas posibles para buscar a las personas declaradas desaparecidas, permitir la restitución de sus restos y dar cuenta de las personas declaradas desaparecidas".

Al abordar el tema de los mecanismos para facilitar las investigaciones, la resolución evoca en particular los casos de los niños desaparecidos.

El texto pide asimismo "registrar e inventariar los datos personales de las personas privadas de libertad, entre ellas los prisioneros de guerra" del campo enemigo y "permitirles comunicarse con sus familias", en aplicación del derecho internacional.

"Oficinas nacionales de información y otros mecanismos" deben funcionar "desde el comienzo de los conflictos" con el fin de facilitar "los intercambios de información sobre los detenidos y los civiles".

En los últimos años, el aumento del número de personas desaparecidas es "alarmante", dijo al Consejo de Seguridad el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, al evocar la cifra de más de 45.000 desaparecidos suplementarios relevados por su organización en 2018. 

En Siria, el CICR está tratando más de 10.000 casos de desapariciones y en Nigeria unas 13.000 demandas de apoyo a búsquedas de personas desaparecidas, señaló la ONU. 

En Yemen, todos los días familias acuden a ver a los representantes de la Cruz Roja para encontrar a personas con las que perdieron todo contacto. 

La resolución es un texto "verdaderamente sólido", se congratuló el CICR.

Es más difícil que una persona desaparezca luego de haber sido identificada y reconocida como prisionera, dice el Comité.

Kuwait es particularmente sensible a este tema desde la invasión del país por Irak en agosto de 1990. Casi 30 años después, 369 personas siguen desaparecidas.