Avanza reforestación en amplia zona de Boyacá

Foto cortesía

La conservación de los bosques, tanto tropicales como de las demás coberturas forestales, es fundamental para la supervivencia de la humanidad, ya que brindan múltiples bienes y servicios ambientales como la producción de oxígeno, filtración de agua lluvia al subsuelo para recargar los mantos acuíferos, mantenimiento de suelos fértiles, entre otros.

Corpochivor cuenta con 73.353 hectáreas de bosque, correspondientes al 24% de su territorio, de las cuales 31.785 se encuentran en áreas protegidas y 35.317 son consideradas como bosques tropicales, pues se encuentran en áreas con condiciones de temperatura y humedad que así los catalogan.

Desde 2013 la Corporación cuenta con un Plan de Ordenación Forestal (POF) fundamentado en la protección de estas áreas, y con el cual se han logrado disminuir los niveles de deforestación en la jurisdicción que, de acuerdo a cifras entregadas por el Ideam, pasó de 2.000 hectáreas deforestadas por año en el periodo 2000-2005, a siete hectáreas por año en el 2018.

Es por ello que Corpochivor desarrolla actividades para fomentar la conservación de las tierras con coberturas forestales, mediante actividades de reforestación y restauración ecológica, así como con programas para fortalecer los conocimientos de las comunidades sobre biodiversidad y la oferta de bienes y servicios ambientales conexos a los bosques.

Durante el periodo 2009-2018, la Corporación realizó la propagación, en sus viveros, de más de 40 especies forestales con una producción de más de 3.700.000 plántulas, con las cuales se establecieron más de 1.612 hectáreas en los 25 municipios de la jurisdicción.

Igualmente, mediante el fomento de sistemas de restauración ecológica de áreas deforestadas, degradadas o con fines de conservación, se instalaron 314.599 metros lineales de cercas de protección, mientras se intervinieron 2.296 hectáreas con fines de recuperación.

Asimismo, en el marco de estas actividades encaminadas a la protección y conservación del recurso forestal, la Corporación viene implementando el Esquema de Retribución por Servicios Ambientales (ERSA), que contempla un esquema de Pago por Servicios Ambientales y un mecanismo para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD+).

Con estas iniciativas se busca fomentar una correcta gestión de los bosques y la conservación de las fuentes hídricas, realizando un reconocimiento a los propietarios, poseedores y ocupantes de buena fe, por la conservación de bosque en sus predios, o el desarrollo de actividades restauración ecológica.

De acuerdo a estudios realizados por Corpochivor, en el 17.33% de su territorio se encuentran áreas susceptibles a la deforestación y posterior desertificación de los suelos, especialmente en los municipios de Boyacá, Jenesano, Nuevo Colón, Turmqué, Tibaná, Tenza, Guateque y La Capilla, donde se han presentado incrementos del uso del suelo en actividades agropecuarias que llevan a la pérdida de la cobertura vegetal y de la capacidad productiva de los suelos.