Colombia y Venezuela acogen al “Chinchorro más grande del mundo”

El Nuevo Siglo/Cortesía

Una hazaña para el arte urbano y la cultura llegó con la fabricación del chinchorro -o hamaca- más grande del mundo, el cual se instaló la semana pasada en inmediaciones del puente Internacional José Antonio Páez, cruce limítrofe sobre el río Arauca que comunica a las poblaciones de El Amparo en Apure, Venezuela y Arauca, Colombia.

El chinchorro es patrimonio cultural de diferentes regiones del país, como los Llanos Orientales, que tuvo su origen como un instrumento de pesca utilizado posteriormente por los lugareños para descansar.

Tradicionalmente para su elaboración, se utilizan el cumaré, fique y cáñamo por sus fibras vegetales altamente resistentes. En la actualidad, y como parte del cuidado de la Casa Común, se han incorporado fibras de nylon o polipropileno a las cuales les dan vida tintes de variados colores para lograr un chinchorro llamativo y único.

La fabricación del chinchorro es el resultado de una iniciativa de La Corporación El Minuto de Dios, con el programa “Alianzas para la Reconciliación (PAR)” de Usaid, ACDI/VOCA, el Consejo de Empresas Americanas y su plataforma Hands for Change, quienes han desarrollado el programa “Integrándonos Construimos Futuro” en Arauca, el cual busca construir participativamente iniciativas de integración y reconciliación social con más de 100 participantes y sus familias residentes en Arauca.

La instalación del “Chinchorro más grande de mundo” se realizó cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y solo contó con la asistencia de 10 personas encabezadas por el alcalde Edgar Fernando Tovar Pedraza y Luisa Vega Correa, directora regional en Arauca de ACDI/VOCA, además de líderes de la comunidad  y funcionarios de la Corporación El Minuto de Dios.

Uno de los componentes del proyecto es “Construcción de Capital Social” dentro del cual se generó una actividad de movilización y concientización a través del fortalecimiento de iniciativas y encuentros de identidad cultural con la realización del chinchorro más grande del mundo, con bajo el lema, “Somos Arte, Somos Cultura, Somos Llaneros”