Desacuerdo del uribismo con el consejero Archila

Foto montaje El Nuevo Siglo

El malestar de los congresistas del Centro Democrático con el consejero presidencial para la Estabilización, Emilio Archila, volvió a hacerse manifiesto este fin de semana a propósito de unas declaraciones suyas relacionadas con el papel del gobierno cubano como garante -junto con el noruego- del proceso de paz con las Farc.

Al respecto, Archila manifestó que el Gobierno nunca ha puesto en duda el papel de Cuba como garante. La declaración la hizo durante la última reunión de Comisión de Seguimiento, Impulso y  Verificación a la Implementación del acuerdo (Csivi), y de la que forman parte los representantes del Gobierno y el partido Farc, y actúan como garantes los embajadores de Cuba y Noruega.

“El Gobierno del presidente Iván Duque nunca ha puesto en duda el papel de Cuba como país garante ni lo ha cuestionado sino que, por el contrario, espera que Cuba siga ejerciendo esa función”, afirmó Archila.

“No lo pone en duda usted”, reaccionó el senador Alejandro Corrales, quien agregó que “para mí, Cuba es garante de comunismo, de pobreza, de grupos de izquierda, guerrilleros y dictaduras como la que acabó con esa isla y con Venezuela”.

En igual sentido se pronunció el representante por Risaralda, Gabriel Vallejo. El congresista, al comentar la noticia publicada por EL NUEVO SIGLO bajo el título “Colombia nunca ha puesto en duda papel garante de Cuba”, señaló que “a este titular le faltaron dos palabras: “Colombia nunca ha puesto en duda papel garante de terroristas de Cuba”, anotando que “una vez más se equivoca el Consejero para la Estabilización y la Consolidación. Que no quede duda: Cuba es una guarida para narcoterroristas”.

Ya hace poco más de un mes, Archila fue muy criticado por la bancada uribista en el Congreso por haber dicho que el Gobierno no está preparando ni tiene pensado hacer una modificación de los acuerdos con las Farc.

“Desde el Gobierno somos una sola voz y en esto atendemos las directrices del presidente Iván Duque. Y la verdad es que no se está preparando una modificación al acuerdo y mucho menos una modificación unilateral”, dijo entonces.

La declaración fue rechazada, entre otros, por el senador Carlos Felipe Mejía, quien le señaló a Archila que “las promesas de campaña son para cumplirlas. El pueblo colombiano votó para acabar la impunidad del acuerdo perverso Santos-Farc”; mientras que el representante por el Huila opinó que las afirmaciones del funcionario “parecen del gobierno Santos III”.