Trucos para conservar la comida de su mascota fresca y saludable

Foto cortesía

LOS PRODUCTORES de comida para mascotas toman muchas medidas para apoyar la fabricación de productos que sean seguros, tanto para perros y gatos, como para los miembros de la familia que manipulan el alimento y se encargan de proporcionarlo. Aunque los alimentos se empacan de tal forma que puedan preservar todos sus nutrientes, es importante seguir unas pautas para su conservación e higiene.

“No dejar la comida en el plato por más de 24 horas. Si la mascota no lo consume todo, es mejor servir una nueva ración. La bolsa que contiene el alimento concentrado debe estar bien cerrada, en un sitio fresco, sin humedad, lejos del sol y el calor, ojalá aislada del suelo, ya que se puede contaminar con hongos y bacterias. Y en el caso de la comida enlatada o húmeda, una vez destapada debe usarse en el menor tiempo posible o pasarla a un envase con tapa y refrigerarlo. Siempre calentarlo a una temperatura ambiente o tibia antes de ofrecerlo a la mascota”, explica Carlos Cifuentes, médico veterinario y vocero de Pet Food Institute.

A continuación, una serie de consejos que le serán muy útiles:

1. Lávese las manos antes y después de manipular alimentos y golosinas.

2. Limpie las superficies del mesón antes y después de preparar comida húmeda o fresca para su mascota.

3. Mantenga los tazones de comida de sus mascotas limpios y proporcione agua fresca todos los días.

4. Examine el empaque del alimento que le proporciona a su mascota antes de comprarlo para asegurarse que no haya sufrido daños como rasgaduras u orificios.

5. Tenga en cuenta la cantidad de alimento a la hora de comprarlo según especie, raza, edad y condición física.

6. Almacene los alimentos secos en la bolsa original o dentro de un recipiente de plástico o metal con tapa. Los alimentos húmedos o frescos se pueden cubrir y almacenar en el refrigerador de acuerdo con las pautas de la etiqueta. Si tiene preguntas sobre un producto específico, asegúrese de contactar al fabricante.

7. Para snacks o galletas, guárdelos en empaques herméticos y lea las recomendaciones de almacenamiento.