SE ESTÁN EJECUTANDO INVERSIONES POR $24,2 BILLONES
Contratos Plan: regiones piden más recursos

Los Contratos Plan son una de las iniciativas para el desarrollo territorial de mayor envergadura que deja montada la actual administración y que el gobierno entrante de Iván Duque tendrá que darle continuidad porque en la mayoría de los casos los convenios están suscritos hasta el año 2022 como su horizonte de ejecución; en tanto que desde 2016 su implementación se asoció también a las inversión regional prevista por el acuerdo de paz, aunque sus recursos tienen otro origen.

Hace pocas semanas el presidente Juan Manuel Santos dijo al participar en la prórroga del Contrato Plan del Cauca hasta el 2023, con inversiones por 1 billón de pesos para el mejoramiento de la infraestructura vial, hospitalaria, educativa, agropecuaria y de agua potable en los 42 municipios, que “no está bien hablar en primera persona, pero los Contratos Plan fue una figura que yo me inventé con base en un modelo francés que mediante contratos entre los departamentos y el Gobierno central de ese país impulsan obras y garantizan su culminación. Es decir, se logra ejecutar obras que trascienden los cambios de gobierno”.

Actualmente se están ejecutando inversiones por unos 24,2 billones de pesos a través de 13 Contratos Plan y Paz en 16 departamentos y 497 municipios, beneficiando a unos 18 millones de habitantes.

El Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 "Prosperidad para todos" estableció la figura de los Contratos Plan como un instrumento fundamental en el proceso de articulación de recursos y acciones entre los distintos niveles de gobierno. Así mismo la Ley de Ordenamiento Territorial (1454) los definió como el mecanismo ideal para logar la asociatividad  territorial.

“La experiencia de los países en los cuales se ha implementado, Inglaterra, España y Francia, demuestra que los Contratos Plan han propiciado dinámicas de desarrollo territorial con realizaciones que responden a los intereses de los Gobiernos nacionales y locales”, explicaron voceros del Departamento Nacional de Planeación.

Este modelo de política pública, que se creó hace 32 años en Francia a través de los llamados  Contratos Plan Estado-Regiones, se adoptó en Colombia hace  cinco años. Desde entonces se ha convertido en una de las principales estrategias de las que dispone el Gobierno nacional para la redistribución de la riqueza y el desarrollo económico y social en las regiones.

Luego de la firma del acuerdo de paz con las Farc y del Conpes 3867 de 2016, el programa Contratos Plan fue seleccionado como una de las herramientas para lograr la implementación de los acuerdos de paz. De ahí surgió Contratos Plan para la Paz orientados a ejecutar proyectos de infraestructura social en educación, salud, producción agrícola, vías terciarias, servicios básicos, entre otros. En su proyección, el DNP tiene cifras indicativas de que cerca de 9,2 billones de pesos podrían ser invertidos en más de 1.400 proyectos para el posconflicto adicionales a los que ha creado el Gobierno.

El gerente de los Contratos Plan, Alonso Beltrán, indicó que “Contratos Plan para la Paz ha permitido que las poblaciones más afectadas vean que sí se están implementando los acuerdos de paz. Que las ayudas prometidas por el gobierno sí se están viendo y no solo los apoyan con cursos o capacitaciones. Las comunidades necesitan reconstruir infraestructura que quedó destruida por el conflicto armado y el programa ha logrado sincronizar los intereses de entidades territoriales y nacionales para que los proyectos sean viables y tengan un mayor impacto. Obviamente la mayoría de cifras que se hablan son indicativas y no hacen parte de un presupuesto fijo, pero el objetivo es lograr focalizar alrededor de 24 billones de pesos para fortalecer la implementación de lo acordado en las regiones”.

El funcionario al hacer un balance de este instrumento dijo que “consideramos que en las regiones hay un antes y un después de los Contratos. En Santander toda la dinámica de la infraestructura vial estuvo jalonada por los Contratos Plan; en el norte del Cauca el impacto en vías terciarias fue muy importante. En general, la visión que se tiene en las regiones es que esta figura ha sido idónea para la movilización de recursos y la focalización de proyectos en la región”.

Beltrán agregó sobre la segunda generación de los Contratos Plan, ahora atados al desarrollo de la inversión en el posconflicto que “viene una tarea más fuerte aún y es que el Contrato Plan se convierte en Contrato Paz. Se convierte en una herramienta de focalización y gestión de la inversión intergubernamental para los territorios afectados por el conflicto armado. De tal manera que nos vamos a enfocar en las regiones para resolver no solo los problemas de brechas sociales sino también para tratar de construir región en el marco de una sociedad que se asoma al posconflicto”.

Para el posconflicto se están estructurando con las regiones otros ocho Contratos Plan con Caquetá, Meta y Guaviare; Montes de María con los departamentos de Bolívar y Sucre; Norte de Santander en la región del Catatumbo; Putumayo; sur del Cauca; Guainía que tendría como orientación el Crecimiento Verde y otro en Buenaventura.

 

Darle continuidad

El exgobernador de Chocó, Efrén Palacios, dijo a EL NUEVO SIGLO que “la verdad es que el Contrato Plan acá en el Urabá chocoano y antioqueño se hicieron muchas obras y de alguna manera han servido para avanzar en el desarrollo de las regiones que hacen parte de ese Contrato Plan”.

No obstante el exgobernador consideró que “si se le dan los recursos necesarios creo que sería de mucho más impacto porque a veces los recursos son muy escasos, entonces a veces no llegamos a todas las comunidades, no podemos hacer la presencia estatal en los temas más sentidos de las comunidades como salud, saneamiento básico, agua potable, arreglo de vías”.

Palacios consideró que “las iniciativas que han beneficiado a los pueblos menos favorecidos, creo que merecen continuar”.

Por su parte el representante por Nariño, Óscar Bravo, del Partido Conservador, dijo a este Diario que “en Nariño sí funcionó porque gracias a ese Contrato Plan se ha logrado mejorar notoriamente el plan vial del departamento, una carretera en el norte de la cual estábamos pendiente, el empate hasta Higuerones en el Cauca, en la vía Junín-Barbacoas que por fin ya está en forma. La vía Túquerres-Samaniego; la vía El Espino-Guachucal. Son varias vías a las cuales se dedicaron esos recursos, que ya están terminadas o están en proceso de terminación”.

En tanto que el representante por el Valle del Cauce, Carlos Abraham Jiménez, de Cambio Radical, dijo a este Diario que “ese es un tema a mediano plazo todavía le falta un poquito de desarrollo, todavía no ha terminado su implementación. Desearíamos que fuera más ágil, pero es que las obras de esos Contratos también requieren mucha maduración. Esperamos que pronto empiecen a verse los resultados”. 

Regiones que han firmado convenios:

  • Arauca
  • Antioquia
  • Boyacá
  • Bolívar
  • Cauca
  • Caquetá
  • Córdoba
  • Chocó
  • Guaviare
  • Guainía
  • Meta
  • Nariño
  • Santander
  • Sucre
  • Tolima
  • Valle