Exconcejal Parada, a pagar $1.800 millones

Foto cortesía

Condenado en segunda instancia quedó el exconcejal Orlando Parada Díaz, fue la decisión que tomó la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá por los perjuicios causados en el marco del denominado “Carrusel de la Contratación”.

El excabildante está obligado a pagar $1.846’529.317 a la Unidad Administrativa Especial de Rehabilitación y Mantenimiento Vial (Uaermv).

El Tribunal Superior de Bogotá en decisión leída el 8 de julio de 2019, determinó que el exconcejal deberá responder económicamente como consecuencia de sus conductas punibles frente a la Uaermv al haber utilizado sus influencias para nombrar cargos públicos, favorecerse de contratos y especialmente obtener indebidamente recursos públicos.

En desarrollo del proceso penal se comprobó que Parada Díaz utilizó sus influencias para que Iván Alberto Díaz Daza exdirector de la UMV, lo favoreciera con el nombramiento de personas recomendadas para ocupar cargos en la entidad, la adjudicación de contratos de prestación de servicios y la obtención de recursos económicos para financiar su campaña política como concesión por la adjudicación de contratos.

Así las cosas, una vez en firme la sentencia penal, en mayo de 2016 la UMV radicó ante el Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, la solicitud de apertura de incidente de reparación integral.
 
El referido incidente se instaló en 2017 y luego de múltiples audiencias una vez practicadas la totalidad de las pruebas, el Juzgado Primero Penal del Circuito de Bogotá consideró no probados los perjuicios que alegaba la UMV.

Entre los argumentos que fundamentaban su decisión, se manifestó que: el perito presentado por la UMV para tasar los perjuicios, al momento de realizar el dictamen, no se encontraba inscrito en el Registro Abierto de Avaluadores, como lo establece la Ley 1673 de 2013.
 
Del mismo modo, consideró que el experto pretermitió incluir dentro de la base fáctica del dictamen, elementos que explicarán si los montos indemnizatorios habían fenecido dentro de otros procesos judiciales derivados del daño causado, en suma, desestimó el dictamen presentado por las victimas por no cumplir con las disposiciones legales.

No obstante, lo anterior, una vez presentados en apelación los argumentos de la UMV, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá con ponencia del Doctor Alberto Poveda Perdomo, desvirtúo el fallo de primera instancia y resolvió “condenar a Orlando Parada Díaz, al pago de $1.846’529.317 a favor de la Unidad Administrativa Especial de Rehabilitación y Mantenimiento Vial”.

Y es que la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá, aceptó los argumentos planteados en el recurso de apelación presentado por la UMV y revocó la decisión del Juzgado 1° Penal del Circuito de Bogotá, el cual había determinado el no pago de perjuicios.

La Unidad de Mantenimiento Vial celebra la decisión adoptada por la Tribunal de Bogotá, en atención que la misma constituye un precedente judicial importante en la lucha del Distrito Capital por el logro del resarcimiento de los perjuicios ocasionados por la corrupción, y sirve como mensaje positivo para la sociedad capitalina en garantía de no impunidad.

La UMV velará por que los recursos sean recuperados y destinados a cada una de las actividades misionales de la entidad en beneficio de la ciudad.