María Eugenia Arboleda sigue conectada a la TV nacional

Foto cortesía

Con una sonrisa arrolladora y el ingenio de una apasionada por la actuación, María Eugenia Arboleda, quien interpretó a la recordada Mariana Valdés como una integrante del “cuartel de las feas” en la novela Yo soy Betty, la fea, sigue vigente tanto en los escenarios como en la pantalla chica con grandes producciones nacionales e internacionales.

La caleña empezó pisando fuerte en la televisión colombiana con Paulina Lucumí, su primer personaje en la comedia, Romeo y Buseta, el cuál fue de su autoría presentando su propuesta a los productores. Arboleda interpretó a esta vendedora de cocadas a finales de los años 80, un papel que impulsó su carrera.

Luego de participar en producciones como Laura por favor, Solo una mujer, Doctor chinche, El cuerpo ajeno, Vuelo secreto, María la bonita y entre otras más, la actriz llega a interpretar uno de los personajes más icónicos en Betty la fea, la exitosa telenovela del guionista y productor colombiano, Fernando Gaitán, que fue transmitida en más de 180 países y traducida a más de 25 idiomas.

En las tablas la espontaneidad de la actriz caleña llegó a obras como 10 Reglas para no matar a tu marido, En sueños de Bolívar, La bella y la bestia de la Corporación Colombiana de Teatro y Crónica de una muerte anunciada.

El cine también fue parte fundamental de su trayectoria con cintas como Esto huele mal de Jorge Alí Triana, Perder es cuestión de método, dirigida por Sergio Cabrera, Amor en los tiempos de cólera, El corazón de león, Tiempo Muerto, Desayuno con el suicida, El chance  y La ministra inmoral.

Desde el 2009 la artista se radicó en Atlanta, Estados Unidos, pero sin dejar a un lado su compromiso con la actuación en Colombia, incursionando ahora como directora y guionista de una serie web.

En diálogo con EL NUEVO SIGLO la actriz habló sobre su carrera artística, su experiencia en el país extranjero y reveló detalles de sus próximos proyectos.     

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo llegó a interpretar a Mariana Valdés, una integrante del famoso “cuartel de las feas”?

MARÍA EUGENIA ARBOLEDA: Fue un proceso arduo de casting donde las actrices convocadas debíamos proponer un personaje arquetípico. Mariana es el resultado de mi propuesta tocada por la adaptación de Fernando Gaitán.

ENS: ¿Qué significó para usted y para su carrera este personaje en Betty la fea?

MEA: Significó el reconocimiento a un trabajo que venía gestándose muchos años atrás; significó la apertura de puertas en el mercado nacional e internacional.

ENS: Su primer personaje fue en Romeo y Buseta, ¿Cómo fue esa experiencia?

MEA: Romeo y Buseta es de las experiencias que recuerdo con más amor, ya que fue un personaje que yo escribí y propuse, abriéndome puertas para poder ser parte de la tv colombiana que, sin razón alguna, excluía por derecha a los actores negros.  Escribí el personaje y perseguí al libretista como una psicópata, por mucho tiempo y en todas partes, hasta que me escuchó y “compró” la idea como una propuesta interesante con las palabras “Usted es una verraca, una valiente, hagámoslo”

ENS: ¿Qué fue lo que hizo que escogiera el camino de la actuación?

MEA: El camino de la actuación fue el resultado de un llamado en mi corazón desde la infancia. Era eso o nada y afortunadamente lo sentí desde pequeña, además impulsada por mi profesora chocoana, negra, Tania Lucía Figueroa, quien desde primer grado hasta quinto grado de primaria me acompañó en este proceso.

ENS: ¿Por qué tomar esa decisión de radicarte en Atlanta?

MEA: Me radiqué en Atlanta porque me casé y mi esposo es de esa ciudad. Viviendo ahí llevo 11 años, de los cuales la mitad la he pasado en Colombia por trabajo.

ENS: ¿Cómo ha sido el balance con la actuación entre Colombia y tu vida en Atlanta?

MEA: Mi vida actoral en Atlanta ha sido interesante porque siento que volví a la escuela, pero con la experiencia de los años ya vividos. Me he apropiado de lo bueno que me ha ofrecido la cultura americana, y me ha cambiado la percepción del oficio, de las metas y de los sueños. Estoy en una etapa creativa donde empecé a escribir, dirigir, producir; y siento que voy creciendo aún con todas las dificultades que se me han presentado.

ENS: ¿Cómo ha logrado mantener el vínculo con la actuación?

MEA: He mantenido el vínculo con la actuación porque he estado entre Colombia y Atlanta y, gracias al trabajo arduo de mi manager Deisy Marroquín, he tenido la posibilidad de regresar a Colombia en muchas ocasiones.

ENS: Sin duda ha hecho parte de producciones muy importantes en televisión y teatro, desde tu perspectiva, ¿cómo ve la incursión de la tecnología en estos escenarios de entretenimiento?

MEA: El trabajo de la tecnología en los escenarios de entretenimiento es ¡impresionante! Me encanta sentir que se puede crear más magia dentro del arte que ya es lo suficientemente mágica.

ENS: ¿Qué recuerdos le trae Cali, su ciudad natal?

MEA: Cali me sabe a familia, a chontaduro, pandebono, calor, brisa fresca, música y a nostalgia.

ENS: ¿Qué proyectos tiene en el radar para este año?

MEA: En este momento estoy en Colombia aceptando una bella invitación, de Caracol y Netflix, para interpretar un personaje hermoso en la serie Siempre Bruja. Para octubre tengo pendiente una serie web que estará dirigida, escrita y actuada por mí. Se llamará “Aquí estamos”. Y si debo aplazarla porque se concretan varios proyectos televisivos, lo haré. Crear tus propios contenidos te genera ventajas.