Proyecto Anticorrupción será prioridad para la segunda legislatura

Diana Rubiano/ Nuevo Siglo

Priorizar el trámite del proyecto anticorrupción que incrementaría las penas para los corruptos y acabaría con la casa por cárcel para quienes cometan este tipo de delitos, acordaron los voceros de varias bancadas del Congreso con la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, y el fiscal encargado Fabio Espitia.

Según Espitia, el núcleo fundamental del proyecto, que fue hundido en la legislatura pasada, quedará intacto. Es decir, que se seguirá insistiendo en la eliminación de la casa por cárcel para los delitos relacionados con la afectación de los dineros públicos. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad de que haya condiciones especiales de tratamiento para los condenados.

“Desde el primer momento hay una voluntad política de los partidos con esta iniciativa. Resalto la votación histórica que tuvo el proyecto en el Senado en la legislatura pasada, por eso acordamos con todos los partidos que el proyecto de ley sea radicado el 20 de julio y, como lo dijo el Presidente, que vaya con mensaje de urgencia. En el Senado todo indica que no va a haber ningún cambio y que el proyecto va a ser tramitado supremamente rápido, cualquier cambio para ponerle más dientes a la reforma será bienvenido. Los centros de reclusión especial están excluidos, otra cosa es que en los centros de reclusión se tengan algunas condiciones especiales”, dijo el fiscal Espitia.

Para el funcionario judicial, “no pueden existir centros especiales de reclusión. Además hay aspectos relacionados con aumento de penas y algunos que tienen que ver con medidas más efectivas desde el punto de vista de procedimiento penal para lograr que se hagan indagaciones más expeditas, sobre todo en materia de jueces de control de garantías”.

Sin embargo, una de las voceras de los partidos de oposición, Angélica Lozano, de la Alianza Verde, aseguró que el mensaje de su colectividad es contundente en quitar los privilegios especiales para los “hampones de cuello blanco”.

En lo que aún no hay consenso es en el proyecto de ley que busca crear la retroactividad para los casos juzgados por la Corte Suprema de Justicia. Según dijo la ministra Gutiérrez, “estamos esperando conocer el texto del proyecto para tener una posición al respecto. La doble instancia es una garantía que tienen todas las personas, por lo que la misma Corte Constitucional ha dicho que se debe garantizar ese derecho. En ese sentido, siendo un derecho fundamental, el Gobierno respaldará la iniciativa”.

Asimismo agregó que en Colombia el juzgamiento de los aforados se da en una sola instancia “más allá de que beneficie a una persona u otra es un derecho que se debe garantizar a todos por igual”.

Sin embargo, la oposición teme que este proyecto tenga nombre propio y esté hecho a la medida del exministro Andrés Felipe Arias.

“Se lo dijimos en la cara a la Ministra: que es una vergüenza que el Gobierno plantee un proyecto de ley hecho a la medidas de Andrés Felipe Arias y que favorecería además a los paramilitares, al proceso 8.000 y a los demás, mientras radica este proyecto anticorrupción”, dijo Lozano.

La parlamentaria consideró que “el Gobierno le está prendiendo una vela a Dios y otra al Diablo, porque quiere quedar bien con la gente, pero en la práctica está favoreciendo la impunidad haciendo leyes con nombre propio y abriendo la puerta a que los criminales no sean castigados por la justicia de manera efectiva”.

Por otro lado, la ministra Gutiérrez sostuvo que el proyecto de depuración normativa será objetado por el presidente Iván Duque.

“La Presidencia analiza los textos y el proyecto será objetado. El peligro tiene que ver con la Ley 600, sobre el proceso de investigación y juzgamiento de aforados. Lo más importante es que la presidencia identificó el error y quiere que sea corregido”.

Gutiérrez también colocó a consideración de los partidos un proyecto de la Vicepresidencia de la República que busca implementar otras medidas en contra de la corrupción y el proyecto de cadena perpetua contra la violación de menores que ha sido enunciado, en varias oportunidades, por el presidente Duque.

Además, sostuvo que pese a que los presidentes del Senado, Lidio García (Partido Liberal), y Carlos Cuenca (Cambio Radical), hacen parte de los partidos independientes, “nos han manifestado que vamos a tener una relación respetuosa y cordial. Se comprometieron a dar trámite a los proyectos que presente el Gobierno. Nuestra prioridad serán los proyectos anticorrupción y la ley de tierras que presentará el Ministerio de Agricultura. Además continuaremos con el trámite de las iniciativas que venían de la legislatura anterior”.