Rivera, el formador de ‘las fuerzas vivas’ de Equidad

Cortesía
Entrevista| El exfutbolista de Millonarios ahora cumple una función como entrenador de las divisiones menores de los aseguradores
_________________________

Formar a las deportistas-persona no es un trabajo sencillo y más cuando se trata de divisiones menores. Los chicos llegan con el sueño de alcanzar un equipo profesional, cuestión que tiene pocas posibilidades de llevarse a cabo por la cantidad de muchachos y los cupos son limitados.

Luis ‘El Flaco’ Rivera, exvolante ofensivo de Millonarios y del Emelec de Ecuador, es el encargado de tomar las riendas de una fracción de las divisiones menores, también llamadas fuerzas vivas, de Equidad, club bogotano insignia en el manejo de cantera.

En su paso como entrenador, Rivera consiguió ganar títulos a nivel local con las inferiores del equipo asegurador, obteniendo un cupo a la Copa Libertadores. Más allá de los resultados deportivos, que son bastante buenos, el adiestrador se centra en la formación del futbolista desde la parte humana, elemento que es clave para el desarrollo de los jóvenes.

Ahora Equidad cuenta en su primer equipo con ocho jugadores que cursaron por sus divisiones menores, demostrando que es un club distinto que busca conseguir en las fuerzas básicas materia prima para nutrir su plantilla que en este semestre disputa la Copa Suramericana.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo es el día a día de un entrenador de divisiones menores?

LUIS RIVERA: Se entrena temprano en las mañanas, se trabaja con los chicos. Sale uno de su entrenamiento y sigue trabajando en aspectos tácticos y la creación de nuevos ciclos. Uno como entrenador no enseña a jugar, lo que uno como formador quiere es que aprendan a entender un sistema de juego. Lo que hacemos en el día a día es intentar mejorar y planificar porque estos procesos son un punto acierto y error para que ellos logren llegar a su sueño de alcanzar el fútbol profesional. Equidad es un club que se interesa más por la persona, sabemos que no todos los muchachos se toparán con un primer equipo y queremos que sean útiles a la sociedad.

ENS: ¿La cantera es la identidad deportiva de Equidad?

LR: La cantera es un punto muy importante para Equidad y para todos los clubes. Es una materia prima, es una opción de tener jugadores. Yo conté con un proceso de tres años en un equipo Sub 20 en donde logramos el objetivo de ser campeones a nivel nacional, lo que nos abrió un cupo a Copa Libertadores y de este proceso ocho jugadores están en el equipo profesional. Ese es el objetivo de una cantera, nutrir al equipo profesional. La identidad de la Equidad no es solo la cantera, es un planteamiento más global, hay una empresa importante detrás del equipo. Hay que mejorar en muchos aspectos como en todas las empresas, siempre con el objetivo claro de lo que se tiene.

ENS: ¿Cómo se ve en un futuro, piensa llegar a un primer equipo?

LR: Bueno, pienso que nadie está exento de ese sueño de llegar a un equipo profesional. No tengo afán, no pienso que será un objetivo inmediato ya que me gusta trabajar en las divisiones menores. Tengo la capacidad de ser formador y director técnico, es una vocación y siempre se debe estar claro en lo que se está haciendo. En este momento debo dejar todo lo que sé a estos chicos y no mirar las divisiones menores como un trampolín hacia un primer equipo.

ENS: ¿Qué cualidades debe mejorar un muchacho que se topa con el fútbol profesional?

LR: Se debe intentar que lleguen listos, que cuando se topen con el fútbol profesional sepan tomar las mejores decisiones y tengan mucho conocimiento al respecto para solucionar los problemas que se les van a presentar. Siempre se debe buscar al deportista como persona ya que en una base se encontrarán personas de diferentes entornos sociales y los futbolistas necesitan llegar con la preparación necesaria desde la parte humana. Algunos vienen de bajos recursos, otros tienen posibilidades. Todos son individualidades y cada uno necesita apoyo de una forma distinta para aprender a superar obstáculos.

ENS: ¿Cuál fue la enseñanza que le dejó el fútbol más allá de lo deportivo?

LR: Que se requiere disciplina pero lo más importante que se debe ser persona antes de futbolista. Todo el mundo habla de fútbol, nadie se atreve a hablar de natación, de básquet, pero todos de fútbol. Si usted es indisciplinado va a ser indisciplinado siempre, pero si responde con su deber le servirá para más adelante porque cuando uno se retira el fútbol se puede seguir trabajando desde otras ópticas pero todo depende de la imagen que dejó en su etapa profesional y como ser humano. Se debe hacer entender a la gente de que el futbolista solo puede patear un balón; el futbolista tiene la capacidad de realizar otras labores y de ser ejemplo para la sociedad.

ENS: ¿Qué mensaje les deja a esos muchachos que sueñan con debutar en un primer equipo y por el momento son canteranos?

LR: Es un camino largo. El fútbol es más de resistencia que de velocidad. La inmediatez está matando el fútbol formativo. Los chicos en este momento escuchan que un jugador ya está cobrando cualquier millonada y esto los frustra, todo llega en su debido tiempo. Si se caen en una oportunidad siempre se debe levantar la cabeza. El fútbol es tan subjetivo como la belleza, puede que vayan a un equipo y que no les guste su estilo a un profesor pero en otro lado puede que los reciban. Estudiar es algo fundamental, son pocos los muchachos que logran salir adelante en el fútbol profesional y siempre se piensa en un plan b, porque siempre hay una vida después del fútbol.