Ferias del libro de Colombia rescatan su calendario en la virtualidad

EL MUNDO literario sigue escribiendo sus páginas en esta época de pandemia, pues la Red de Ferias del Libro anunció que a partir de este mes todas las fiestas alrededor de la lectura y las obras se trasladarán a escenarios virtuales.

Los directores de los 15 eventos que forman parte de la Red de Ferias del Libro de Colombia decidieron continuar con la realización de sus eventos, trasladando todas sus actividades a la virtualidad. Cada feria contará con una página web, en donde anunciarán la programación, invitados, así como las rutas de acceso a cada uno de los eventos.

“En la actual coyuntura estamos aprendiendo nuevas dinámicas sociales, culturales y comerciales alrededor del libro. Es fundamental para el bienestar del país y de la sociedad que las ferias regionales se realicen para continuar acompañando con libros, lecturas, palabras y conversaciones la vida de los colombianos. Visibilizar las narrativas particulares de cada región es necesario y oportuno para contar historias propias y únicas en un mundo hiperconectado y las ferias son indispensables para apoyar a todos los actores de la industria editorial en el país. Cada una ha encontrado la manera de mantener la programación cultural y diseñar el vínculo para que se puedan comprar libros”, afirmó Enrique González Villa, presidente de la Cámara Colombiana del Libro.

Para estimular la lectura y promover a los autores regionales y a los libreros independientes del país, el Ministerio de Cultura es aliado central de las ferias regionales del libro.

“Estos eventos literarios son espacios estratégicos para hacer de Colombia un país de lectores, pues no solo convocan a escritores y emprendedores del sector editorial, sino que reúnen a colombianos de todas las regiones y edades en torno a la lectura. Este año tendremos una franja dedicada a celebrar el centenario de Manuel Zapata Olivella y espacios de promoción de lectura con la Serie “Leer es mi Cuento”, dirigidos para niños, jóvenes y sus familias. Adicionalmente, apoyaremos la circulación virtual de la Librería Colombia, colección bibliográfica en torno al Bicentenario de la Independencia, a través de la Asociación Colombiana de Libreros Independientes, ACLI”, aseguró la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez.

La primera en el calendario es la onceaba Feria del Libro de Manizales, que irá hasta el 2 de agosto, seguida por Flecho, la fiesta de la lectura en Quibdó, que se celebrará del 19 al 23 de agosto; ULibro Bucaramanga, del 24 al 30 de agosto; y la Fiesta del Libro de Cúcuta, del 31 de agosto al 5 de septiembre.

Posteriormente, en el mes de septiembre, se realizarán en San Andrés, del 23 al 27; Pasto e Ipiales, del 27 al 29; Pereira del 29 al 4 de octubre; y Barranquilla del 30 al 4 de octubre. En octubre se llevará a cabo la Fiesta del Libro de Medellín, del 2 al 11; Santa Marta, del 5 al 10; Montería, del 13 al 18; Cali, del 15 al 25; y Popayán del 23 al 1 de noviembre.

El calendario lo cierra la feria del libro de Itagüí que se realizará del 6 al 8 de noviembre. La programación se podrá ver en “https://camlibro.com.co/red-ferias-del-libro-colombia/.

El hecho de que las ferias se realicen de manera virtual permitirá a los lectores de todo el país, asistir a cada uno de los eventos programados. Es una oportunidad para conocer las ferias, sus autores y la diversidad del país que se narra a través de los libros.

Apoyar las ferias del libro es promover la creación de espacios transformadores de la sociedad en los que confluyen todos los actores de la cadena editorial -autores, agentes, editores, distribuidores, libreros, etc.- creando un eje conductor entre el libro y sus lectores. Con este ejercicio virtual, los gestores culturales pretenden llegar a más públicos lectores para dar a conocer sus regiones y lo que, en materia editorial, se está produciendo en Colombia.

Tanto la Cámara Colombiana del Libro como el Ministerio de Cultura creen en las Ferias y en su labor por promover el libro y la lectura como herramientas transformadoras y de construcción social para formar ciudadanos con pensamiento crítico. Así pues, la Red de Ferias del Libro ha buscado establecer rutas de acción claras que permitan profesionalizar cada vez más estos espacios y visibilizar la gestión de cada una de las regiones en los distintos escenarios culturales del país.