Banco Agrario espera tener utilidades de $315.000 millones

Foto cortesía

Con el decreto de reestructuración, la entidad preferida por los productores del campo se ha transformado y ahora, con tecnología de punta, quiere acelerar los créditos desde las fincas

_____________________________

Al cumplir 20 años, el Banco Agrario arroja hoy un perfil distinto desde cuando se transformó y dejó de ser la Caja Agraria. El presidente de la entidad, Francisco Mejía no solo le ha cambiado la cara sino que está inmerso en darle una transformación para incrementar el respaldo al sector agropecuario y a las otras actividades vinculadas al campo.

Precisamente para este año espera darle un crecimiento en sus utilidades de $315 mil millones, cuando el año pasado fueron de $245 mil millones. En un año que lleva al frente de la entidad logró impulsar más líneas de crédito pero sobre todo llevar el crédito al usuario del campo. Hoy valiéndose de la tecnología, un productor puede saber el otorgamiento de un crédito y además cómo debe ser el manejo de su flujo de caja. Ahora todo está condicionado para que el crédito lo paguen coincidiendo con los ciclos de productividad.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo le ha ido con la celebración de los 20 años del Banco Agrario?

FRANCISCO MEJÍA: Muy bien, tenemos que celebrar que el Banco Agrario goza de buena salud, que logramos revertir situaciones preocupantes que encontramos en agosto del año pasado cuando la cartera caía 3,6%, los gastos se incrementaban en un 7%, hoy la entidad tiene una cartera que crece a un ritmo del 4,6%, los gastos caen en 3,7% y desde agosto del año pasado hemos ahorrado $51.000 millones en el Banco Agrario. Como presidente me complace anunciar que el crecimiento de la cartera se ha ido acelerando este año. Solo los desembolsos para pequeños productores crecieron 12,9%, son $23 mil millones de desembolsos en julio contra lo que se presentaba el año anterior, es decir 3.000 familias campesinas pudieron emprender sus proyectos productivos.

Los objetivos

ENS: ¿Cuáles son los objetivos principales para este año?

FM: Los objetivos principales para este año están consignados en el presupuesto del Banco, estamos muy optimistas ya que vamos a llegar a una utilidad alrededor de los $315.000 millones contra los $245.000 del año pasado, es un crecimiento muy significativo y eso tiene que ver con un mayor acceso al crédito, una mejor calidad en la cartera. Nosotros nos hemos puesto en la tarea de hacer un mejor trabajo de conocimiento de los clientes, eso nos da mejores resultados y eso se refleja en los cambios que venimos implementando y adelantando en el Banco Agrario, y seguimos las indicaciones del presidente Iván Duque en la mayor eficiencia del Banco.

ENS: ¿Se va a ampliar el servicio del Banco hacia más regiones o proporcionar más servicios?

FM: Bueno el presidente Duque hace tres o cuatro semanas firmó el decreto de reestructuración del Banco Agrario, situación en la que veníamos trabajando desde hace meses. Lo que hicimos fue eliminar cargos de altos salarios que se venían acumulando desde hace años tanto en la dirección del banco como en las oficinas regionales para poder ahorrar y contratar a 403 asesores comerciales que ya vienen atendiendo a nuestros clientes, especialmente a los clientes agropecuarios, de tal manera que el banco va a ampliar la cobertura y lo va a hacer fortaleciendo la fuerza de ventas con tecnología; para eso cada uno de los asesores utiliza una tableta con lo que se analiza el crédito desde el campo en las zonas rurales y directamente con los clientes. Eso nos permite hacer una penetración más amplia en el sector agropecuario, haciendo un mayor conocimiento de los clientes y evaluación de riesgos. Tenemos un plan estratégico hacia 2022 de convertir el banco preferido de la ruralidad colombianos y dejar de ser el banco de última instancia, tenemos que atender que al sector agropecuario donde están los pequeños productores pero esperamos atender a otros sector de la economía que produce la ruralidad.

ENS: ¿En qué regiones se prevé que crecerá más la demanda de créditos?

FM: Yo hablaría mejor de los sectores que están en toda Colombia. Estamos comercialmente haciendo un esfuerzo para enfocarnos en la proteína animal, lo que ocurrió con la fiebre de los cerdos en China es aleccionador, vamos a producir más proteína animal, estamos enfocados en ganadería, piscicultura, avicultura y porcicultura, hay regiones que están más enfocadas en una actividad que otra, por ejemplo en el Huila se trabaja más la piscicultura, en los Llanos la ganadería lo mismo que en la Costa Atlántica, en los santanderes la avicultura, en todas las regiones se está trabajando.

Más respaldo

ENS: ¿Qué otras producciones van a respaldar?

FM: Vamos a apoyar el desarrollo del aguacate Hass que está creciendo mucho y tenemos una estrategia comercial para atenderlos; en Antioquia, el Tolima principalmente y en el eje cafetero hay aguacate Hass. Para atender mejor esos sectores hemos hecho unos cambios en 47 líneas de crédito que abarca el aguacate y la ganadería, para que los plazos del crédito coincidan con los ciclos productivos de la actividad que financiamos; también hay un rubro para los cítricos y los frutales como el limón de Tahití, hay sectores que vienen creciendo y el Banco Agrario los está apoyando.

ENS: ¿Con el crecimiento de la tecnología se van a abrir más oficinas o se va a impulsar mejor el desarrollo digital?

FM: No vamos a reducir las oficinas pero tampoco no vamos a crear más, eso no está en nuestro plan, tenemos una agenda tecnológica muy ambiciosa. Lanzamos nuestra primera App transaccional: lanzamos MoviAgro, con la ayuda de la cooperación canadiense. Ahora nuestros asesores comerciales van a las fincas a originar créditos desde una tableta, lo cual marca un hito en el otorgamiento de crédito rural, pues ya no solo se hace por demanda sino también por oferta. Esto lo lanzamos en diciembre del año pasado, y hoy quiero anunciarles que ya culminamos la Fase 2 de MoviAgro, que consiste en tener cargados los flujos de caja de todas las actividades agropecuarias en la tableta, con lo cual estamos pre aprobando el crédito en la finca. Pero lo más importante es que le estamos ahorrando al campesino el costo de un planificador externo, que antes necesitaba contratar para que le hiciera los flujos de caja, costo que se había convertido en una pesada carga para ellos.

ENS: ¿Qué otros sector va a apoyar el Banco Agrario?

FM: Tenemos un plan para fortalecer nuestra banca de microcrédito, que lucha contra el ‘gota a gota’ en los cascos urbanos; nuestra banca de personas; y profundizar nuestras capacidades de banca Pyme y Empresarial. Todo eso, por supuesto, continuando con nuestra atención preferencial con tasas de fomento a los pequeños y medianos productores agropecuarios. Vamos a fortalecer la cartera urbana para que pase de $700 mil millones a $1,35 billones en 2022, vamos a mejorar la banca de personas y atender a la pequeña y mediana empresa que produce la ruralidad.