$10 mil millones anuales se pierden por venta irregular de pasajes

Archivo

Al año el Distrito pierde al rededor de $10 mil millones debido a la venta irregular de pasajes en Transmilenio y en los buses del Sistema Integrado de Transporte (SITP). Así lo dio a conocer este martes la Alcaldía de Bogotá, no obstante también aseguró que las autoridades adelantan diligencias para contrarrestar este flagelo que aqueja las finanzas de la ciudad. 

El pasado 30 de julio fue desarticulada una organización criminal que se dedicaba a vender tarjetas recargas y pasajes a precios debajo de los valores reales en paraderos como CAI San José, El Jardín, Parque Esperanza y algunos más ubicados en la localidad de Bosa. 

Esta banda estaría compuesta por 14 personas, miembros de dos y tres familias, las cuales fueron capturadas en operativos realizados por la Policía a través de la Dirección de Tránsito y Transporte y en el cual, 300 tarjetas de Transmilenio, Tu Llave y Tu Llave Plus fueron incautadas.

Los miembros de esta banda ofrecían pasajes por $2.000, precio que esta por debajo al establecido por la Alcaldía, y conseguían clientes por medio de volantes y ofreciendo este servicio en las estaciones mencionadas. 

A los implicados se les imputó cargos por delitos de concierto para delinquir, estafa y fraude a subvención, los cuales no aceptaron ante el juez de control de garantías. Asimismo, a 8 de los 14 implicados se les impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad de tipo domiciliario, entre los cuales se encuentran los presuntos cabecillas de la organización, los hermanos Chiguazuque Pantano.

“En total hemos incautado más de 1.900 tarjetas que representan la venta irregular de pasajes. ¿En qué consiste la venta irregular de pasajes? En que las personas, avisando del sistema y del beneficio de las tarjetas personalizadas, comercializan los trasbordos y/o comercializan los descuentos para diferentes poblaciones que tienen distintos beneficios dentro del sistema”, puntualizó ayer la subgerente Jurídica de Transmilenio, Julia Rey

A este respecto es importante referir que entre el 1 de julio de 2018 y el 21 de julio de 2019, la Policía ha decomisado 1.963 tarjetas y ha emitido 111 comparendos por esta conducta. Así mismo, Recaudo Bogotá ha bloqueado 1.552 tarjetas que presentan conductas irregulares de uso.

Cómo funciona la venta irregular de pasajes

Las personas que incurren en esta violación al sistema se aprovechan de los subsidios y tarifas diferenciales que ofrece el sistema, y venden pasajes con el precio de la tarifa plena aprovechándose de los seis transbordos en 95 minutos que ofrece Transmilenio.

En ambos casos los revendedores pueden comercializar el pasaje por un monto inferior o superior al precio real, y estas conductas son prohibidas por el Manual del Usuario de Transmilenio, identificadas como venta informal de viaje por personal no autorizado, fraude a subsidios, venta de pasajes con tarifas diferenciadas y reventa de viajes por medio de transbordos.

Combatiendo este fenómeno

Para combatir este fenómeno, Transmilenio está trabajando de manera interinstitucional en una Mesa Técnica contra la Venta Irregular de Pasajes, con las entidades previamente mencionadas. Esto, con el fin de consolidar una base de datos de los puntos donde se presenta esta problemática y definir las acciones correspondientes para mitigarla.

En consecuencia, el Comando de Servicio de Transporte Masivo de la Policía Nacional está desarrollando operativos para recuperar las tarjetas implicadas en esta forma de robo y para capturar a los delincuentes que se benefician de esta conducta.

Una vez se identifican estos casos, Transmilenio desactiva las tarjetas implicadas y sanciona al titular de la tarjeta por 180 días (seis meses) en los que no puede expedir una nueva tarjeta personalizada.

Para evitar incurrir en este tipo de malas prácticas, la invitación a los usuarios es a que únicamente compren su pasaje o recarguen su tarjeta en los puntos oficiales autorizados.

“La invitación que le queremos hacer a nuestros usuarios y a los ciudadanos, es que solo recarguen las tarjetas en los puntos autorizados; que no paguen en efectivo ningún pasaje cuando se los están ofreciendo a $2.000 porque lo que están haciendo es robar el sistema, robar los recursos y afectar el patrimonio de la ciudad”, añadió la Subgerente Jurídica de Transmilenio

Uno de los últimos operativos fue el que adelantó la Policía en Bosa, en los barrios San Diego, Parque la Esperanza y El Jardín. Allí se allanaron dos viviendas y se decomisaron 302 tarjetas ‘TuLlave’,  se incautó  dinero en efectivo, y se capturaron 14 personas, entre ellas el jefe de la banda criminal. 

Este tipo de operativos son posibles gracias al uso de herramientas tecnológicas con las que se caracterizaron los usos irregulares de las tarjetas en el Sistema, de acciones de inteligencia y de visitas a puntos priorizados donde ocurren este tipo de operaciones fraudulentas.