Congreso debatirá la reducción de dinero para el agro

Archivo

El sector agrícola es uno de los rubros que sufrió más recorte comparado con el presente año

 

El proyecto de Presupuesto General de la Nación para el próximo año ya genera polémica en algunos sectores por las asignaciones que contempla.

En ese sentido mañana se tiene previsto en la Comisión Quinta del Senado de la República un debate de control político por el presupuesto asignado a los sectores de minas y energía así como el de agricultura y desarrollo rural.

A la sesión fueron convocados los ministros de Minas y Energía, María Fernanda Suárez Londoño; Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón; Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla Barrera; así como la directora del Departamento Nacional de Planeación, Gloria Alonso.

Precisamente, el sector agrícola junto con la Registraduría Nacional del Estado Civil y la Presidencia de la República son los que sufrieron los mayores recortes en comparación con el presupuesto del presente año.

El presupuesto de 2020 asciende a $271,7 billones. De estos, $33,4 billones (12,3%) corresponden a gastos de personal, $8,7 billones (3,2%) a adquisición de bienes y servicios, $126,2 billones (46,4%) a transferencias de ley, $2,5 billones (0,9%) a comercialización y producción, $59,3 billones (21,8%) al pago del servicio de la deuda, $40,4 billones (14,9%) a inversión, y $1,2 billones (0,4%) a otras cuentas.

Las partidas presupuestales con mayor incidencia son salud, educación, agua potable y propósito general a través del SGP, $43,8 billones; pensiones, $43,3 billones; aseguramiento en salud $19,3 billones. En tanto que para defensa y policía están previstos $35,8 billones; trabajo $31,86 billones

Los sectores con menor presupuesto son inteligencia $103.000 millones, ciencia, tecnología e innovación $393.000 millones y cultura $395.000 millones.

Recursos

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dijo que el Gobierno propondrá al Congreso un presupuesto de inversión de $40 billones.

Esta cifra implicaría un recorte de $6,8 billones frente a lo que aprobó el Congreso para este año, pero un recorte menor frente a lo que efectivamente se está gastando este año. En efecto tendría una reducción de 14,5% en comparación con los $46,8 billones que se destinaron para la presente vigencia.

Cabe recordar que el Gobierno “congeló” $10 billones este año por cuenta de que se cayó el aumento al IVA en la pasada ley de financiamiento. Muy probablemente la mayor parte de esa cifra está concentrada en inversiones, ya que el 85% del presupuesto nacional está atado a leyes que hacen imposible su reducción.

Hace un par de semanas, durante su gira por China, el presidente Iván Duque afirmó que el proyecto de Presupuesto General de la Nación 2020 “fue hecho con responsabilidad, con la debida austeridad, pero dándole el enfoque y el énfasis que queremos en lo social”.

En referencia al área agrícola, Duque sostuvo que habrá una combinación de esfuerzos de diferentes ministerios para potenciar la inversión en el campo colombiano.

En ese sentido, hizo mención al programa de vivienda rural, que pasó a ser competencia del ministerio del ramo, y que tendrá un impacto favorable en el campo.

“También tenemos los programas que corresponden a las agencias que están desarrollando la política integral en materia rural, como el Catastro Multipropósito; entonces, no solamente es un presupuesto que se fortalece en su focalización, sino que también, maximiza los esfuerzos transversales de las entidades”, aseguró.

Agricultura

El mismo 30 de julio, el viceministro general de Hacienda, Juan Alberto Londoño, precisó que la reducción del presupuesto para agricultura no significa que haya una desfinanciación.

"La vivienda rural, que antes hacía el Ministerio Agricultura, pasó al Ministerio de Vivienda y la Agencia de Renovación del Territorio pasó a Presidencia de la República, por eso se da la reducción", reveló.

Señaló, además, que otra de las razones obedece a que el sector cafetero ya no recibirá ayudas "cuando haya problemas en los precios internacionales, ya que para eso se creó el Fondo de Estabilización de Precios del Café. Lo que creemos es una solución estructural y por eso vemos una reducción, pero no se están financiando ninguno de los programas que se vienen desarrollando".

Las críticas a la reducción del presupuesto para no se han presentado solo en la Comisión Quinta del Senado. También en la Tercera de la Cámara, el representante cordobés Erasmo Zuleta, del Partido Social de Unidad Nacional La U), ha denunciado que el agro colombiano dejará de recibir medio billón de pesos.

Con “ese presupuesto no es posible mejorar las condiciones de los campesinos ni implementar ninguna estrategia que ayude a desarrollar políticas y proyectos del agro colombiano”, sostuvo.

“El presidente Duque ha hablado en su discurso que hay que cerrar las brechas de desigualdad para tener un país más equitativo. Por eso, urge un presupuesto mayor para el agro colombiano”, anotó Zuleta, señalando que al bajarle los subsidios al sector agropecuario del país, difícilmente se pondrá en marcha la cédula rural que quedó en el Plan Nacional de Desarrollo (PND).