Off the record

Foto Presidencia

Recorderis

Un congresista les recordó ayer a varios periodistas que le llamaron para conocer su reacción en torno al fallo de la Corte Constitucional que tumbó el acto legislativo que creaba la cadena perpetua para asesinos y violadores de niños en Colombia, que durante el debate parlamentario a la norma esa advertencia en torno a que podría resultar contraria a la Carta Política se “hizo muchas veces e incluso se leyeron por parte de senadores y representantes a la Cámara apartes de la jurisprudencia de la Corte respecto a los agravamientos penales y el equilibrio de proporcionalidad en materia penal… Sin embargo, había una decisión política alrededor del proyecto y eso fue lo que, al final, terminó primando”. Agregó que “… por eso, más allá de los pronunciamientos públicos criticando el fallo, muchos parlamentarios sabían en el fondo que la reforma era una apuesta riesgosa”.

De aquello, poco…

En referencia a un artículo publicado esta semana por EL NUEVO SIGLO y el fallo de inconstitucionalidad sobre la cadena perpetua, un atinado observador político traía a colación ayer que el gobierno del presidente Duque definitivamente no pudo pasar ninguna gran reforma estructural en el Congreso. Señaló que faltando apenas ocho meses de actividad legislativa en este periodo presidencial, ya está claro que los ajustes de fondo al sistema político, judicial, pensional, laboral, ambiental, electoral y territorial no se hicieron. “… Reformas como las de las facultades de la Contraloría o la Procuraduría, así como la de las regalías, fueron importantes pero no tienen estatus estructural”, indicó. Paradójicamente, puntualizó, en donde sí este Gobierno es campeón en haber tramitado tres reformas tributarias (2018, 2019 y 2021).

Campanazo verde

A propósito de un informe publicado ayer por este Diario respecto a la crisis en el partido Alianza Verde, una fuente de esa colectividad indicó que la división en torno a las candidaturas presidenciales internas, de la Coalición de la Esperanza, así como de las “externas”, es decir las de Gustavo Petro y Alejandro Gaviria, “es grave pero sus efectos no irán más allá de las elecciones del próximo año”. Lo que sí advirtió es que algunos dirigentes y parlamentarios verdes “están jugando con fuego” porque al apoyar aspirantes fuera de las toldas partidistas, sin que exista todavía una directriz dejando en libertad a los congresistas de respaldar candidatos de otras facciones, se “ponen en la mira” de una posible demanda por doble militancia o, como mínimo, de una queja ante la comisión de ética de la Alianza Verde. “Es necesario que Antonio (Navarro) se pronuncie”, puntualizó.

Sí, pero…

Ya está claro que el Gobierno se comprometió a que antes de que termine octubre radicará en el Congreso el proyecto de ley para ratificar el Acuerdo de Escazú, que se hundió en la pasada legislatura. Así lo ratificaron esta semana la Cancillería y la cartera de Ambiente en el Senado. Sin embargo, para los parlamentarios de la izquierda ahora lo que se necesita es que la Casa de Nariño instruya de manera pública a las bancadas de su coalición respecto a que la iniciativa tenga un respaldo cerrado y pueda asegurarse su aprobación antes de que termine este año. No es un tema fácil, porque en el Centro Democrático y otros partidos afines al Gobierno hay muchas reservas a las implicaciones del acuerdo.