Demócratas a Biden: salida de Afganistán fue fatalmente defectuosa

Senadores del oficialista Partido Demócrata criticaron al gobierno de Joe Biden por la retirada de Afganistán, la que un alto legislador calificó de "fatalmente defectuosa".

El secretario de Estado, Antony Blinken, escuchó las críticas durante su testimonio ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, tras ser objeto el lunes ante esa misma comisión de la Cámara de Representantes de la ira de los republicanos.

El demócrata Bob Menendez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y normalmente un aliado de Biden, dio cuenta de la golpiza recibida por un periodista por parte de los victoriosos talibanes y dijo: "La represión del pueblo afgano está ocurriendo en tiempo real".

"Señor secretario, la ejecución de la retirada de Estados Unidos fue clara y fatalmente defectuosa", dijo Menendez.

"Este comité espera recibir una explicación completa de las decisiones de esta administración sobre Afganistán desde que asumió el cargo en enero pasado. Tiene que haber responsabilidad", aseveró.

Menéndez, un feroz crítico de Mike Pompeo, el predecesor de Blinken al frente de la Secretaría de Estado, se mostró mordaz con la firma de un acuerdo entre el anterior gobierno de Donald Trump y los talibanes para el retiro de las tropas estadounidenses y poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos.

"El caos de agosto se debe en gran parte al acuerdo de rendición de febrero de 2020 negociado por Donald Trump, un acuerdo que claramente se basó en una serie de mentiras", dijo Menéndez.

El senador Ben Cardin, también demócrata, responsabilizó a Trump por presionar por la liberación de los prisioneros talibanes y la reducción de tropas en el marco de ese acuerdo.

No obstante, afirmó que el accionar de Trump no "negaba" que la administración Biden tuviera información sobre la fuerza del gobierno y el ejército afganos, que se derrumbó cuando las tropas estadounidenses aún se estaban yendo.

"Creo que muchos de nosotros estamos interesados en saber por qué los servicios de inteligencia se equivocaron tanto", dijo Cardin.

Blinken defendió la decisión de Biden de retirar las tropas después de 20 años, y dijo que no creía en la pertinencia de enviar a más efectivos estadounidenses.

Consultado al respecto, señaló que la comunidad de inteligencia dijo en febrero que los talibanes podrían capturar Kabul "dentro de uno o dos años" en el peor escenario.

Pero en julio, una evaluación actualizada indicó que "había más probabilidades, no menos, de que los talibanes asumieran el poder antes de fin de año".

"Nada sugirió que este gobierno (afgano) y las fuerzas de seguridad iban a colapsar en cuestión de 11 días".
Blinken, conocido por sus modales suaves, enfrentó  durante dos días un duro interrogatorio, que en primera instancia fue ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes.

Los rivales del gobierno de Biden aprovechan para cuestionarlo por la veloz recuperación del gobierno afgano por parte de los talibanes cuando Estados Unidos puso fin a su intervención militar de 20 años.

"Heredamos un plazo, no heredamos un plan", dijo el funcionario.

Agregó que la administración estaba "fuertemente concentrada" en la seguridad de los estadounidenses y había estado "evaluando constantemente" el poder de permanencia del gobierno afgano respaldado por Occidente, "considerando múltiples escenarios".

Los legisladores del opositor Partido Republicano describieron la operación como caótica y acusaron al presidente de abandonar a los estadounidenses a su suerte en Afganistán.

"Este fue un desastre absoluto y de proporciones épicas", dijo el representante Mike McCaul, el principal republicano del comité.

"Nunca pensé en mi vida que vería una rendición incondicional ante los talibanes", agregó.

McCaul acusó al gobierno de Biden de "traicionar" a sus aliados afganos y afirmó que el gobierno talibán incluye figuras buscadas por Estados Unidos, entre ellas el nuevo ministro del Interior, Sirajuddin Haqqani, cuyo arresto busca Washington por acusaciones de terrorismo./AFP