Otro rifirrafe por Acuerdo de Paz

Archivo El Nuevo Siglo

En medio de la presentación del libro Una conversación pendiente del expresidente Juan Manuel Santos y la excandidata Ingrid Betancourt, que se hizo en Madrid, el exmandatario lanzó fuertes críticas al actual gobierno colombiano.

Subrayó que "el acuerdo ha resistido" a una hostilidad que atribuye a razones "eminentemente políticas". "¿Quién puede estar en contra de la paz? Es como estar en contra de la belleza, de la juventud", señaló, para acto seguido indicar también que la amplia mayoría de las reformas planteadas por los detractores del acuerdo tras el fallido referendo se incorporaron a la versión que terminaría siendo definitiva.

Para Santos, "hoy en día no hay ninguna razón lógica, de peso, para oponerse al acuerdo", por lo que solo entiende que se quiera torpedear para "ganar adeptos" y, en última instancia conservar el poder, con "mentiras" y con "miedo". El "fantasma" del miedo, agregó, hace que la gente sea "manipulable".

Como era obvio, el uribismo salió al paso de esas declaraciones. El representante a la Cámara por Bogotá y precandidato presidencial del partido Centro Democrático, Edward Rodríguez, le dijo a EL NUEVO SIGLO: “Al señor Juan Manuel Santos le digo que mucho discurso y pocos hechos. Más ha hecho por la paz en Colombia el gobierno de Iván Duque, que toda la parafernalia que montó Santos y su equipo. A los presidentes se les debe mirar por sus ejecutorias y el actual presidente, sin duda, transformó las regiones, le cumplió a la ciudadanía y ha cumplido una verdadera paz con legalidad”.

“Eso lo muestran el presupuesto y las transformaciones en todos los programas de desarrollo territorial, que nacieron en los acuerdos de paz”, agregó.

Y remarcó Rodríguez: “No hicimos ni trizas ni risas ese acuerdo, le cumplimos a la paz. Y hemos hecho lo que quedó muy lindo en el papel, pero que el gobierno de Santos no hizo nada para llevarlo a la realidad, así que nosotros sí le hemos cumplido a la paz”.

En otra ocasión Rodríguez se había referido a los cambios que le haría a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creado por el Acuerdo de Paz: “Primero le pondría pena privativa de la libertad hasta que se establezca la sentencia condenatoria. La paz debe ser con justicia porque no puede ser que no paguen ni un día de cárcel. Además, no permitiría que abogados extranjeros vinieran a litigar, no permitiría que los magistrados fueran subjetivos, como lo son hoy. Exigiría objetividad y requisitos para los magistrados, quitaría a los militares de la JEP, ayudaría a que realmente hubiera justicia, verdad, reparación y no repetición. Por eso lo que hoy tenemos es una ley que no le sirve al país”.