Bogotá se mueve a ritmo de tango con el ciclo ‘El arte del abrazo’

Foto cortesía

El tango es la inspiración para la creación de El arte del abrazo, un ciclo de obras de la Factoría Tino Fernández que permitirán disfrutar de piezas de compañías como El Candombe y de L’explose danza, de forma presencial y virtual.

Desde este mes, de jueves a sábado, hasta el 2 de octubre, se podrá conocer la historia de A flor de hiel, que explora las relaciones de pareja, pero se aparta de las nociones del amor romántico e ideal, para hablar de aquellas que se plantean como un juego de confrontación entre iguales, donde el acercamiento genera tensión, la distancia conflicto y donde es la pugna la que produce el encuentro.

Un abrazo de sangre y fuego donde el tango es la pulsión primera. Protagonizada por los bailarines Gina Collazos, Lis Franco, Violeta Mancera, John Galindo, Javier Sánchez e Iván Ovalle. Tres parejas que dibujan en el escenario intensos cuadros coreográficos que simbolizan la tensión que puede surgir en el interior de las relaciones.


Además lea: “La temática de un padre que enfrenta el conflicto es universal”


Canciones como Pobre flor, Tango diablo, Oblivion y algunos más modernos como Pa’bailar de Bajofondo, entre muchas más, hacen parte del diseño sonoro, donde la música se mezcla con sonidos para generar una atmosfera única. Aquí no se trata solo de bailar o escuchar tango, sino también de cómo este se transforma en una pulsión viva, a veces interna y en otras externas, que evidencia cómo está el alma de quien lo interpreta.

Es así, como A Flor de Hiel entra en las entrañas del tango, en las pasiones que este género cuenta y en el lenguaje sentimental que provoca. Es una pieza que trasciende la perfección de la técnica, resaltando su fuerza dramática, donde cada movimiento tienen un significado sensible, donde la pulsión, ese impulso básico y primitivo que en muchas ocasiones confundimos con amor, está a flor de piel.

“En A flor de Hiel nunca quisimos hacer una secuencia cómoda de canciones famosas del tango. Buscamos relatar una historia en la que aparece la música en medio de situaciones que viven los bailarines en el escenario. Mostramos a través de la danza las relaciones codependientes y por medio de sus cuerpos exhibimos las batallas que dan los seres humanos para seguir amando, o abandonarlo todo a la suerte”, afirma la dramaturga Juliana Reyes.

Es así como la historia del Tango y L’explose danza presenta su tercer capítulo, el primer acercamiento se condensó en el espectáculo Sé que volverás. Posteriormente crearon Tu nombre me sabe a tango, con la que traspasaron la frontera de la danza para incorporar música en vivo, ahora regresan a su esencia.

También hace parte de este ciclo la obra Hombre de La Esquina Rosada que estará hasta el 19 de septiembre en versión online a través de la sala virtual https://www.lexplose.com/programacion.  

Basada en el cuento del escritor argentino Jorge Luis Borges, el cual fue adaptado para tango por la compañía El Candombe bajo la dirección de Jhon Alexander Blandón Correa, quien comparte escenario con cinco bailarines, seis bailarinas, la cantante Carolina Monsalve y el Quinteto La Junta que interpreta con maestría valses, milongas y tangos. La obra se sitúa en el patio de un conventillo de la ciudad de Buenos Aires (Argentina), donde tendrá lugar el enfrentamiento del tango y la muerte, en un desafío sin motivo.