Crecen peros de Cortes a la reforma judicial

Foto archivo
El presidente Iván Duque expresó que son normales las críticas que levantó el proyecto 

___________

Más peros al proyecto de reforma a la justicia presentada por el gobierno se han suscitado a medida que los magistrados y los presidentes de las altas Cortes analizan el texto radicado.

Estos últimos anunciaron que la próxima semana harán un pronunciamiento de fondo sobre la iniciativa.

Uno de ellos, el magistrado Germán Bula, presidente del Consejo de Estado, le contó a EL NUEVO SIGLO que el martes le propondrá a la Sala Plena del alto Tribunal analizar la reforma punto a punto.

"Hay bastante trabajo detrás de las propuestas que tienen que ver con la acción de tutela y eso hace que la discusión allí pueda ser muy rica. También creo que el tema de juicio de aforados tiene elementos muy importantes para esclarecer el rol de la Comisión de Acusaciones de la Cámara, la naturaleza del juicio de indignidad, la competencia de la Corte Suprema, etc", dijo Bula.

Sobre la unificación de las sentencias, el Magistrado señaló que es algo bien recibido en el Consejo, porque "desde la Ley 1437 de 2011 se fue en esa dirección", pero en cambio preocupa a quién se le asignan las facultades electorales quitadas a las cortes y puso como ejemplo la escogencia del Registrador: “No se trata de aferrarse a eso, se trata de que la Registraduría del Estado Civil es un asunto electoral supremamente delicado y requiere que la selección de la persona que esté al frente de esa institución pase por procesos muy rigurosos. Los de hoy son buenos, quitarlos merecería una justificación que no aparece por lo pronto clara”.

El magistrado Luis Guillermo Guerrero, presidente de la Corte Constitucional, se refirió a las inhabilidades planteadas para los extogados (cuatro años sin poder litigar directa o indirectamente ante su jurisdicción ni postularse a cargos de elección popular), indicando que “es un tema sensible y complejo porque afecta la actitud de desarrollo de los magistrados, porque cuando terminan su mandato en la Corte, cuando tienen todavía una carrera profesional por delante, eso implica que necesitan aplicarse a aquello en lo que son expertos. Entonces una inhabilidad tan grande, tan prolongada, genera dificultades”.

Otro aspecto en el que los juristas se apartan de lo expuesto en el proyecto del Gobierno es la prohibición de anunciar sentencias a través de comunicados tan pronto se termina la votación, cuando falta sustanciar el fallo, proceso que puede llevar varias semanas. Sobre este tena, Guerrero sostuvo que “no me parece que excluir esa posibilidad sea una medida adecuada o tendría que venir completada con otra que implique posibilidad de que la Corte prorrogue esa decisión hasta el momento en que esté ya conciliada”.

Al igual que los otros estamentos judiciales, se espera que el pronunciamiento del Consejo Superior de la Judicatura reaccione reiterando la posición de sus magistrados que consideran que eliminando la entidad no se superara la congestión de la justicia ni se acabará la burocracia. Según una alta fuente del tribunal, el magistrado Edgar Carlos Sanabria convocará una rueda de prensa.

Otros peros

El abogado Ramiro Bejarano dijo que es “desastroso el proyecto de reforma a la justicia del Gobierno. Lo único rescatable es la propuesta para que las Altas Cortes solo puedan comunicar sus sentencias cuando estén firmadas por todos los magistrados y se encuentren registrados los salvamentos y aclaraciones de voto”.

Entre tanto el exministro Luis Felipe Henao sostuvo que la iniciativa presentada por el Ministerio de Justicia es “plagiada a la de Cambio Radical y no lo reconoce en su comunicado de prensa. Para comenzar los ejes temáticos que se anuncian son los mismos: transparencia, eficiencia y seguridad jurídica. Aumento de requisito de experiencia para ser magistrado a 20 años. Creación de la dirección de la rama judicial. Obligatoriedad del precedente judicial. Limitación de la posibilidad de interponer una acción de tutela solo a los afectados directos”.

El presidente de la Cámara,  Alejandro Carlos Chacón, del Partido Liberal, aseguró que no augura un buen futuro para ese acto legislativo, porque “la carrera en la presentación de reformas tan importantes como la de la justicia es lo que hace que siempre fracasen, por no tener concertaciones profundas con las instituciones”.

“Las críticas son normales”

El presidente Iván Duque dijo en Pereira que las críticas que se han desatado a raíz del proyecto de reforma a la justicia son normales y aseguró que lo que se busca es la creación de una reforma necesaria para el país.

"Nosotros tuvimos un proceso largo de diálogo. Obviamente es normal que no estén de acuerdo con lo que está ahí. Habrá cosas que generarán acuerdos y otras que generarán polémica. Arranca el camino en el Congreso, donde espero que los presidentes de las Cortes y los magistrados contribuyan a enriquecerlo", expresó Duque, agregando que las críticas deben ir acompañadas de alternativas que contribuyan a que Colombia obtenga la reforma a la justicia que necesita para que esta sea cercana a la ciudadanía y que mejore los procesos jurídicos que se adelantan en el país, así como reducir trámites.

En cuanto a la propuesta de reforma a la tutela que se incluye en el proyecto de reforma, el presidente Duque aseguró que la intención es que se fortalezca este recurso.

Entre tanto, la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, expuso que “llevamos conversando mes y medio con la Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial, en la cual están el Fiscal, los presidentes de las cortes y el representante de los empleados... Abordamos todos los temas constitucionales y nos dijeron que no podían llegar a acuerdos con nosotros porque no eran plenipotenciarios. Entonces lo único que establecimos fue un diálogo franco en donde ellos daban su opinión y nosotros la nuestra”.