Extraditan a EU a colombiano que tenía nexos con 'el Chapo'

Foto archivo

Un importante capo de una red de narcotráfico, que operaba en Colombia y México, fue extraditado a Estados Unidos para enfrentar a la justicia, informó la Fiscalía.

El colombiano Víctor Hugo Cuéllar Silva llegó a California extraditado, luego de se acusado de "conspirar para transportar cocaína valorada en millones de dólares, de Sudamérica a México para eventual venta en Estados Unidos", indicó el Departmento de Justicia (DOJ) estadounidense.

"La extradición resultó de una operación internacional coordinada", que incluyó en paralelo la captura de otros siete integrantes del cártel encargados de contrabanderar a Estados Unidos toneladas de drogas que eran vendidas en Los Ángeles.

Está previsto que en un futuro cercano otras seis personas sean extraditadas de Colombia y Tailandia, indicó el departamento.

Cuéllar era el principal representante en Colombia de la organización liderada por el mexicano Ángel Alberto Chávez Gastelum, hoy prófugo de la justicia e imputado en este proceso.

Chávez, explicó el DOJ a la AFP, estuvo vinculado al "cártel de Sinaloa" que encabezó Joaquín "El Chapo" Guzmán, pero ahora dirige su propia red internacional con base en México.

Según la investigación, la coca era fabricada en laboratorios en Sudamérica, transportada por avión, submarinos o lanchas rápidas a México, y de allí contrabandeada de "diversas maneras" a Estados Unidos.

Las autoridades indicaron que este proceso es "único" porque "concierne a funcionarios de la red en todos los niveles del tráfico, desde los proveedores en Colombia hasta los revendedores estadounidenses y los inversionistas mexicanos".

La investigación duró tres años, en los que se decomisaron 3,5 toneladas de cocaína, valoradas en 500 millones de dólares.

Otros dos capos ya fueron previamente extraditados y esperan su sentencia.

Si Chávez es capturado y juzgado en Estados Unidos, encara cadena perpetua.

Su organización "es responsable de la producción y venta internacional de grandes cantidades de cocaína, del establecimiento de un complejo sistema de lavado de dinero y de una serie de otros delitos, incluido un asesinato", dijo Daniel Comeaux, el agente de la DEA a cargo de la investigación