Robos a supermercados: $220 mil millones

Foto archivo AFP

Los supermercados del país perdieron más de $220.000 millones en 2017, de acuerdo con el más reciente Censo Nacional de Mermas realizado por la firma consultora We Team con el apoyo de Sensormatic.

Este informe fue dado a conocer por Fenalco durante el Congreso Nacional de Comerciantes que se realiza en Pereira, y destaca que el 39% de la merma (disminución del inventario) en almacenes y supermercados del país obedece a la modalidad de robo. Del total sustraído el 43% corresponde a  robos cometidos por funcionarios o empleados y 57% pertenece a robo externo.

Cabe mencionar que en las dos modalidades hay participación de bandas dedicadas a este flagelo.

Adicionalmente, el informe registra que las bandas organizadas de robo en supermercados siguen creciendo y cada vez se detectan más casos, lo que permite concluir que las nuevas modalidades de robo son más elaboradas y mucho más creativas.

Según el censo, llama la atención que la modalidad de robo externo más utilizada es la sustracción de productos, aprovechando que no se entrega bolsa plástica en los puntos de pago.

Los productos

De acuerdo con el estudio, en 2017 los artículos más afectados fueron: atún/enlatados; golosinas en minigóndolas; gaseosas; artículos de aseo personal; productos cárnicos; cuchillas de afeitar, ropa en general, pequeños electrodomésticos y celulares; licores; maquillaje, tintura y cremas.

Según el gremio de los comerciantes, estos robos muestran una industria paralela que se enfoca en los artículos menos protegidos y que tienen mejor margen de reventa en el mercado negro.

Asimismo, se detectó interés de esta industria delictiva por productos como: arroz, golosinas, leches, refrescos, licores y atún.

Por región, el centro del país, seguido de la Costa Atlántica y el Occidente concentran el 85% del fenómeno.

En Colombia, Tyco Retail Solutions, parte de Johnson Controls, desde hace varios años trabaja en conjunto con los retailers y Fenalco impulsando la elaboración del Estudio Nacional de Mermas y el desarrollo de nuevas soluciones a la medida para mejorar el rendimiento del comercio en el país.

La firma es líder mundial de soluciones integradas, prevención de pérdidas y seguridad para el retail. Más del 80% de los 200 minoristas más importantes del mundo tienen instaladas soluciones en más de 70 países.

Seguridad

Los minoristas de todo el mundo confían en los beneficios que ofrecen las soluciones de Tyco Retail Solutions, para disuadir y detectar el robo, los productos pueden exhibirse abiertamente mejorando la experiencia del cliente, incrementar las ventas y disminuir el robo. Cada año se protegen más de 3 mil millones de productos contra el robo en todo el mundo.

De otra parte, según el mismo informe, los casos de robo interno detectados han disminuido en este período, sin embargo los casos de robo externo, jalonan un crecimiento del 17% en el total, lo que muestra que la situación, aunque en el interior ha mejorado, hacia afuera no dan tregua.

Los artículos más afectados, suelen tener comportamientos cíclicos de período a período, manteniendo más afectados a aquellos que representen un menor riesgo (menor protección) frente a aquellos que tienen mejor reventa (margen). Esta ecuación de margen y riesgo, va definiendo cuáles son los más robados. Para este período atunes, golosinas y gaseosas fueron en número de unidades, los más afectados.

Para la consultora independiente Martha Saavedra, “las mermas o disminución de inventario son un tremendo dolor de cabeza para las compañías, sin embargo desde la operación misma de las Unidades de Negocio (UN) resulta menos preocupante; es cuestión de formación, empoderamiento, seguimiento y guía continua al gerente o administrador de cada punto de venta, amén de todas las herramientas que ya existen y funcionan para tal fin”.

“La mayoría de las compañías han encargado este tema de manera exclusiva a los departamentos de seguridad, dejando por fuera el inmenso compromiso que tiene toda la operación. Cuando la obligación solo recae en un departamento, el resto de los funcionarios directos o indirectos, simplemente no sienten obligación alguna y por el contrario tienden a considerarse víctimas”, concluyó la consultora.