Indígenas en Popayán derriban estatua de Sebastián de Belalcázar

Foto Juan Carlos López Twitter

En medio de una marcha que se realizaba en rechazo al asesinato contra líderes sociales, y hechos de violencia, un grupo de indígenas del pueblo Misak derribó la estatua del conquistador español Sebastián de Belalcázar, en el sector de El Morro de Tulcán, en Popayán.

En el video que se viralizó en redes se puede observar a los ciudadanos celebrando mientras derriban la estatua, en compañía de algunos policías que se encontraban supervisando la movilización.

El alcalde de Popayán, Juan Carlos López, rechazó este acto manifestando que la estatua del conquistador español será restaurada y se volverá a colocar en el pedestal de la zona turística.

''Es desafortunado y doloroso este acto contra un símbolo de la ciudad. Es un monumento de carácter y por eso nuestra decisión es restaurarla y volverla a colocar", manifestó.

Además, solicitó a los ciudadanos evitar cualquier acto de violencia en las marchas y también hizo un llamado a que no se estigmatice al pueblo indígena.

Cabe mencionar que el Morro del Tulcán es el principal sitio arqueológico de Popayán, y se dice que debajo de esta estatua se encuentra una pirámide truncada que se construída por los pueblos indígenas de la época precolombina. 

En el año de 1937 se colocó la estatua del conquistador español de Belalcázar, quien fundó esta ciudad.

Reacciones 

“Reivindican la memoria de sus ancestros asesinados y esclavizados por las élites. También en señal de protesta por las amenazas que han recibido”, manifestó Martha Peralta, presidente del movimiento Mais. 

La exsenadora Piedad Córdoba afirmó que pese a que el legado de Belalcázar no se debe celebrar quitar esta estatua se debió consensuar entre los ciudadanos y sus comunidades. 

“Si hay algo que representa Sebastián de Belalcázar es el colonialismo el esclavismo y el genocidio de pueblos indígenas enteros. Quienes defiendan su "legado", o no saben de historia o están de acuerdo con sus atrocidades”. 

El senador liberal Luis Fernando Velasco pidió a los colombianos no estigmatizar al pueblo indígena del país. 

“Espero que no se estigmatice al pueblo Misak por la acción de algunos de los suyos, pero también pido respeto por quienes sienten que en su sangre hay algo de esos conquistadores que en cruenta guerra se aposentaron en nuestra tierra y por el camino del amor”. 

Por el contrario, la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia rechazó el acto que se hizo en contra de la estatua. 

“Los monumentos no son insultos, son huellas de nuestra historia. Dañar y destruir los bienes públicos no alivia, ni soluciona. Sólo enfrenta y separa. Construir una Colombia para todos no se logra por el camino de la estigmatización y del odio que usted promueve”, manifestó la congresista.